sábado, 29 de agosto de 2009

Día ciento veinticinco.

*Annie are you okay?*

No, no estoy bien. Y vuelve a echar humo la tecla efecinco. Me da igual lo que penséis de mí y de todas las cosas que no he hecho en mi vida (menos mal que no). Da igual.

Y un día voy y te digo algo como lo que te digo y en general digo al mundo y la lío y no pasa nada. Lo mejor es ver como el Barça gana su segundo título de la temporada rodeada de rottweilers madridistas. ¡No lo celebres! ¿Que no? Ya.

Me despido del mundo, cuando vuelva a abrir los ojos seré una nueva persona. Amiga de sus enemigos y enemiga de los demás. Te quedan cuatro minutos para demostrarme que no, que sí. La batería dice que está muriendo.

¿La pesadilla convertida en sueño se volverá realidad?





Miss Déjameescribirconunpocomásdebateríaotrodía.

viernes, 28 de agosto de 2009

Día ciento veinticuatro.

Un ángel me dijo que me iba a querer mil veces hasta que llegase mi número de la suerte y me hizo volar en un mundo de nubes acorazonadas con forma de dulce francés. Me querría una vez y media al día. Esperé con ansia, sin poder dormir, la primera y aún...

Me estás matando sin decir ni mú. And you know it.

Y lo que siento en el pecho no es dolor ni es locura. No es que quiera esos bonitos zapatos de dos cuarenta y nueve. Ni ese feo anillo de precio desorbitado (aunque no sean unos ojos). Dame ocho letras y déjame jugar con ellas que con eso me conformo (y un beso en el cuello cada mañana). No quiero más.

¿Qué tiene la Zarzamora?

Ni el alcohol hizo que pudieses mentirme con dos palabras.








Miss S. Criminal*

martes, 25 de agosto de 2009

Día ciento veintitrés.

[17 - Ag]

Ayer vino la mariposa a mis sueños y me dijo que ella no quería morir... ¡Maldita mariposa caprichosa! ¡Qué imbécil eres! ¡Y qué loca!

No pasa ya nada si os tengo firmadas en la mano, pequeñas. Ya sois mías y nadie nos puede... ya te veo luego más tarde si quieres, pero acuérdate de no hablarme de ogros porque me asusto y me da por correr. Y no me · y no me digas que no.

¿Y quién es él? Pero si ya no se quién soy yo. ¿Cómo voy a saber... ?

Y normal que luego me llamen loca si es lo que soy. Loca más que loca, como la mariposa muerta por ¿obsesión? .

Enamorarte no es olvidarte cuando salgas de fiesta... (eso digamos que es una reflexión que no me toca ni de lado, sobre los amores de gente que me rodea [sin revolverse]).

-·-

[23 - Ag]

Y no era tu sombra la que me seguía, era la mía. ¿Se deshace alguna vez el hielo al rozar tu piel? Y llámame cruel, dime que estoy loca, en el fondo todos lo estamos y todos necesitamos que nos LO digan.

-·-

[Hoy]

Sabed todos que la tan temida "Gripe A" (pandemónium que te crío) se está extendiendo con tanta rapidez debido a que todos los incendios que se están produciendo este verano, están siendo muy VIRULENTOS (escuchado dos veces en las "noticias"). (País de catetos.)

Si me da igual todo lo que sea mentira y si sólo me importa la verdad... ¿Por qué me importan las cosas sin importancia?

*Me mudo al Infierno si me lo pides*

Y dijo Baco que el vino curaría mis heridas, las cerraría y las haría sanar. Sigo bebiendo cada noche de su bota. Sigo perdiéndome en Italia si me da por comer recursos lingüísticos. Sigo llorando sangre por la mañana y bebiéndola por la noche para recuperarme. Sigo siendo un vampiro encerrado en esta vida sin final. Y sólo pienso en las palabras de Baco. Ya me parecía injusto el mundo, mucho más ahora con la mirada clara y los ojos bien abiertos. Sólo mis amigos saben saber qué decir cuando mi vida pende de un hilo de vino. Mis labios morados y mi piel marchita, cada día más. Antioxidantes naturales que no alcanzo a distinguir en el placer de vaciar una botella. Baco me dijo que el vino curaría mis heridas, que las cerraría... ¡que las haría sanar! Mi familia me repudia, mis amigos huyen de mí. Mis heridas siguen abiertas y cada día Soledad intenta cerrarlas con sus dulces lágrimas en algún oscuro rincón.

Nocturnidad, alevosía, locura a flor de piel y maldad en las pestañas. No se cumplen mis deseos pero ya casi me da igual. Tengo casi todo lo que quiero (y el "casi" es un sueño que en un par de años haré realidad). Y no me voy a callar y a no decirte lo que te quiero decir, lo he vuelto a hacer. Porque no me da la gana.

Mírame a los ojos y niégame que corren las palabras hasta tu boca. Let them flow.

¿Contento?

*Lola nunca ha estado tan segura de lo que quiere como ahora.*



Miss Vamosalosjuzgadosdeguardia.

lunes, 17 de agosto de 2009

Día ciento veintidós.

El amor enjoyado me repugna.

Porque si dejo volar el amor de mis puños... no respondo. Amor total firmado con gotitas de sangre... Que no me cieguen los tangos porque las cosas no son así. No todas son prostitutas vendiendo sus cuerpos en la noche, no se están poniendo en venta bajo la luz roja al refugio de la oscuridad. Demasiada importancia para demasiadas tonterías... blablablá.

Sabe a gloria el mar y a sal el Sol y yo me pierdo en la dulce noche lamiendo una Luna de miel. Y, ¿qué más da que no sepas abrir una puerta cuando las ventanas están abiertas? Cuestión de no creer en la suerte y tener tres kilos en casa.

No te preocupes, a nadie le importan tus victorias, sólo te preguntarán por las miserias, pero no te preocupes. Podrás arrancar la Luna del cielo para llamar la atención pero ellos sólo verán que, del esfuerzo, te sangran las manos. No intentes llamar la atención contando lo bien que te va cazando mariposas. Ellos sólo se alimentan de tus miserias (sobretodo de lo mal que aparcas el Porche). Por eso, lo único que hay que hacer es presumir y que los consuma su envidia.

No te creas que nos hemos olvidado de lxs romanticonxs. Seguimos queriendo que nos despierten con besos. Que nos abracen porque sí. Que alguien se atreva a pronunciar esas dos palabras tabú para nosotrxs. Que nadie nos pueda estropear un día porque al dar la vuelta detrás está esa persona que nos sujeta. Pero... es mejor ir de durx por la vida, no te dejaré ver lo que siento para que no puedas hacerme daño, aunque con ello me prive de todo lo anterior. Sí, así mucho mejor. (Mentira y, encima, llego tarde.)

Señor Javier, estoy de acuerdo con usted, pero yo le cuento mis chorradas a mi blog, para saber qué piensa mi ordenador de todo esto. Y que nadie conteste es lo peor. Alguien me dijo que es peor la indiferencia que cualquier otra cosa.

Y soñé con una mariposa llorando en el pétalo de una rosa, no tenía miedo de la lluvia que estaba empapando sus delicadas alas, tenía miedo de caer dentro de la flor. Pero no quería alejarse de ella. "Huele tan bien", me decía. La locura estaba cegando a la pobre mariposa, aunque seguía siendo tan cuerda como en sus buenos tiempos. No quería morir, pero sabía que si seguía llorando en el pétalo de la rosa, acabaría acabada. "Es tan suave", me empezó a contagiar su locura pero lo superé, intenté convencerla de qué era lo mejor para ella, pero no quería escucharme, simplemente me miraba de soslayo mientras decía que nunca nadie le había dado lo que le daba la rosa, que nunca nadie... No pude hacerle abrir los ojos, no quería escucharme. Esa mariposa murió ahogada en el interior de una rosa inundada por la lluvia, pero murió feliz porque nadie pudo evitar que viviese su sueño.

Dame una "a" y déjame que me monte una historia que detrás vendrán las demás...

Cualquier día, todo esto, todo, esto... Y si no lo has entendido ya es porque no debes entenderlo.




Miss Letmethinkaboutit.

martes, 11 de agosto de 2009

Día ciento veintiuno.

Como el mar a las ballenas. Y gundesmontir si todos los días son así, por la calle de la amargura... Y cállate que me desconcentras y no sé qué decir a parte de "espera"... O échame con disimulo. No me mires que me da...

Right here.

Let me see your heart is not grey.

Se paró el tiempo sin que me diese cuenta. Y los rayos de Sol bailaron a nuestro alrededor para perderse en la noche.
Y la mariposa que hace que se pierdan los niños, me hizo perderme a mí.
Mariposas violeteadas... Horror y no poder decir que no quiero, porque sería mentira.

Y siguen allí donde habita el olvido, volando alrededor del corazón de los que no quieren querer. Nos siguen allí donde podemos volar sin alas si nos lo proponemos. Sin alas pero alados.

Filosofando desnuda sobre nubes de hormigón.

Y mañana se acabará el baile de máscaras, ya está bien de esconderme, estoy harta de tener miedo a tener miedo cuando lo peor es encontrarse conmigo. Mañana las máscaras serán historia y tendrás que despegarte de mí.

Y volverán las golondrinas a colgar... porque quieren que llegue el invierno para meterse en tu cama. Tan cerca, tan cerca que me da igual lo demás de momento, quiero decir, que a las golondrinas les da igual lo demás de momento.

Tarde o temprano, vas a acabar conmigo, te pongas como te pongas.





Miss Déjamevivir.

martes, 4 de agosto de 2009

Día ciento veinte.

"Me da igual lo que digas, sólo quiero arrancarte el corazón y comérmelo." Me lo dijo a la cara, sin dudar porque había ido a buscarle, a enfrentarme con él.

Y me quedaré sin aire y vendrán volando las palomas a por mí. Y mis brazos se convertirán en alas si me dices que te vas.
Un sueño entre las nubes y un viaje de ida sin pagar.

Llévame donde me pueda esconder del tiempo en un bolsillo junto a un reloj de pared desmontado gritando improperios en la noche porque me gusta perder la cabeza de vez en cuando. Déjame viajar a Febrero para poder escribir lo que quiero. Déjame viajar en el tiempo otra vez y detenerlo y que no pasen los años, que sólo pasen los segundos y déjame un segundo a tu lado hasta que te canses de mí. Si en realidad todo pasa y nada queda presente, el presente es el pasado.

Efímero.

Y mañana me dirás que me dijiste que no sabías saber querer y querías querer saber y cualquier día me crecerán los dedos y aprenderé a tocar el violoncelo, pero hasta entonces me conformo con no repetir la palabra "indicar" tres veces en un mismo párrafo (a no ser que sea de una forma divinamente poética).

No quiero espacios que me ahoguen ni ser una chica presentable, quiero ser lo contrario, todo lo contrario y a la vez dejar de ser lo que he sido hasta hace unos meses. Quiero tener una cabeza sin pájaros, sin nubes, sin cielo azul y sin rinocerontes rosas. Quiero dar vueltas de campana bajo el aire que me da un ventilador y bañarme en el sudor de la inconsciencia alcohólica sin alcohol. Llegar al Sol besando la Luna. Y acariciar las estrellas con amor y volverme loca y querer querer querer querer querer todo ya. Y escuchar a un viento borracho de Rubias decirme todo lo que quiero oír. Subir al Cielo por la escalera de emergencia para decirte todo lo que quieras saber de mí. Y bajar al Infierno por la puerta grande, rodeada de la Señora Injurias y la Señora Calumnias, precedida siempre por la Señorita Envidia para poder cogerte de la mano y arrancarte el reloj de muñeca.

Se acabó el tiempo, se paró el tiempo. El mundo ha dejado de girar. Ya no hay más día y noche, sólo un futuro crepuscular. Ya no se derriten los polos. Y los filántropos se comen a los licántropos. Los misántropos pasean de la mano en pareja por la orilla de la playa. Y todo el mundo se centra en su propio universo. No hay más. ¿Qué más quieres?

Si todo fuese tan fácil como soñar... puedo parar el tiempo y poner el mundo en tus manos si eso es lo que quieres.





Miss LetItFlow*