sábado, 31 de enero de 2009

Día treinta y ocho.

"Adiós mi corazón, ¡que te den, que te den por ahí!"
Deja de darle a Inicio (como si algo fuese a cambiar...). Vaya nochecita con todo el subidón y luego 'plaf!', pero bueno. Mi niña guapísima como siempre. O más, me atrevería a decir. Y las cosas buenas. Y las otras también. ¡No! ¡Espera! De esas no hubo. Pero bueno que sí. Flash and I thought you were there. Nope. Un reflejo, dice. ¿De qué tienes miedo pequeña? Jajajaja. ¡Qué grande frase! Y... ¡qué equivocada respuesta! Pero bueno, que no pasa nada y si digo otra vez "pero bueno" seré yo la que vaya de rodillas peregrinando hasta el Tomás Navarro a que me den con una palmeta en las manos. Y en la frente también. No, no puedo parar de iniciar. Inicio. Inicio. Todo el rato. Se acabaron las vacaciones por otra parte cuando todo estaba mejor. Con todo el mundo. Con todo el que lo merece. Claro. [Welcome to Tijuana]. Y la canción de anoche, "Legalización", en el Divino. Grande y cerrado. Y renovado. Y, oh God! ¡Qué tetatuaje! ¿Y no quieres que se fijen en él, chica? Pues vaya. En fin. Gran invento. Gran estafa. Pero bueno. Estúpida noche en otros sentidos, la verdad. ¿Qué le vamos a hacer? La locura está en el aire. O sea que ahora te ha dado por darle a f5, ¿no? Y no me digas que es lo que viene después de f3 (chicoooos ¿qué tal?!) y f4, que no me lo creo. Pero, ¡qué inútil que eres! "Everytime I walk out the door, I see him die a little more inside..." G.O.D! ¿Y esas braguitas tan sexymente sexies? (¿sexies?) Lo que hará el aburrimiento y tener ganas de pasar a tiendas de ropa interior y ver cosas con lazos, florituras, oberturas y cuerdecicas. Y, sí, son horribles, pero... ¿y lo que me he reído? Por el amordé. Y mañana volveré a lo de blablablá simedaigual. ¡JÁ! Y odio cuando... Y cuando... Y luego ya cuando... Y me encanta dejar las frases a medias. ¿Por qué dejé de hacerlo? Ah, por alguien que nunca me leería. ¡Qué bueno! ¿Sabes que con eso contribuyes a quitarle dinero a nosequéactor? ¿Sabes que acabo de pagar el pu*o canón ese de mier*a? En realidad, todo lo que hay escrito aquí arriba son frases sin sentido que preceden y suceden a otras frases sin sentido, precedidas/sucedidas a su vez por más frases sin sentido. Y que me aspen si imaginaba que se pudiese fumar cachimba de cocoRon en aquel bareto. Y estoy todo el día perdida en Disturbia. Dando vueltas y más vueltas. Tirándome del pelo. Y arrancando carteles [Hombre soltero busca mujer de 40 a 50 años para poder mantener relaciones y poder contraer matrimonio]. Enloqueciéndome. Enajenándome. Trastornándome. Delirando. Perturbándome. Desequilibrándome. Desvariando. Perdiendo el juicio. Perdiendo la razón. Volviéndome loca, pa’ resumir. Sí. Pero esta vez a raíz de unas causas jodidamen*e [toma asterisco bien puesto] retorcidas. Y mucho. Pero mucho, mucho. Mañana blasdeguas y fondue de chocolate y látex. Y luego ya me llamas y me cuentas, si puede ser, mándame un sms y que parezca que no me conoces. Gracias. [Los cojon*s]

Miss Guachimeri.

jueves, 29 de enero de 2009

Día treinta y siete.


¡Cállate la pu*a boca! ¡Cierra los ojos! Respira. Mala ost*a.
Pues eso, si salgo ardiendo, arderé. Pero ya luego se me extinguen por sí sólos los fuegos internos. No os preocupéis. Y de momento, yo sigo viendo videos de temeridades extremas (bike hero), sigo buscando camisetas en Pull, sigo buscando camisetas OnLine y sigo con mis piruetas musicales y con mi mensaje de paz y amor y con mis mensajes antisociales. Bueno, de estos últimos no.
Hoy se acabó lo que se daba. Foto artística (esperemos) retocada por mí. Y texto estúpido.
Miss Stereophoniks.

miércoles, 28 de enero de 2009

Día treinta y seis.

Black DeviL. Hoy viendo mil páginas de camisetas, por fin las he encontrado. Ahora sólo falta decidirme... Oh God! Son tan grandes! No sé cuál elegir. En cuanto a todo lo demás. Increíble. Sólo espero que mañana sea mejor día. Espero incluso hacer 'chás' y que se acaben estas fantásticas vacaciones que estoy pasando en compañía de mis seres queridos y mis mejores amigos. Oh sí! ¡Los cojon*s! Nota personal: voy por la página 10 de Nfg. Ya es hora de dejarles queridos compañeros de viaje. (Me monto unas pajas mentales yo sola que ni te cuento. O de agárrate y no te menees. O de mear y no echar gota. Etc.) Es que es muy fuerte todo. Sobrando sobrante y los perros comen sobras. Y como me descuide... Mister Gush me come a mí también. Y en días como hoy me arrepiento de haberle puesto de nombre Gus. ¿Por qué la gente (mayor) se empeña en insultar a mi perro y llamarlo como Jorge W.? (Ahora es cuando, otra vez, unos hombres de negro derriban la puerta de mi habitación y me acribillan a tiros [con el silenciador puesto, ya sabes]). No, esta vez no tiene gracia el otro chiste, porque al otro no lo he nombrado. ¡Dios mío! Algún día debo escribir aquí el chiste que me inventé acerca de ponerle nombres de marcas a los niños. Pero, claro, si no lo cuento no tiene gracia. Hay que mimi... mifi ...mima ... expresarlo corporalmente hablando. Un día salgo loca y voy y te... y te... y no sé qué te hago. Ni sé a quién se lo hago. Pero va a haber heridos (por una parte) y graves.

(Por la otra, a vosotros no os importa.)

(Vosotros, ¿sabes? xD)






Miss IwantallthoseTshirts!

martes, 27 de enero de 2009

Día treinta y cinco.

Dile a mamá que hoy llegaré tarde. Mi post de ayer ha dejado a la gente tal como si no lo hubiesen leído. ¿O no lo habrán leído? Cada día es más sumamente deprimente el blog este, la verdad. Y nada, sigo aquí. Viendo películas. Hoy tocaba "Vicky Cristina Barcelona", menos mal que la he visto en Inglés, porque en castellano debe ser un rollazo. Me ha gustado. La loca de la Pe. Y el sexyono Bardem. Que para mí también estaba loco. Bueno, ¿quién no lo estaba? ¿Quién no lo está? Y aunque no lo parezca, desconectada del mundo. Aunque esté en el pc. (Después he descubierto que se me había iniciado Msn, no sé cómo). Y sigo con el photoshop. Porque me veo que sobro en todas partes, oh God. ¡Qué pedazo de noche! Sí, señor. Sobrando. Y luego te das cuenta de que sobras casi en todas partes (casi, porque espero encajar en alguna). Uhm. ¡Qué repetitivo! Y blablabla. Pues a mí me encantó el post de ayer, Paola. ¿Ah, sí? ¡Gracias! [Los cojon*s tristemente hija mía, los cojon*s.] ¿Sabes qué? Que me importa muchísimo lo que opinen los demás. Pero que voy a hacerme la fuerte y a seguir a mi rollo.

Y sino, pues me enfado, no respiro y me convierto en pera.

Y ahora a empezar probablemente con "La guerra de los mundos", a ver si puedo terminar casi el único libro que tengo a medias. Sí, ¿qué pasa? Tengo la Biblia a medias. Por si algún día me sirve de algo (véase: Pasapalabra, Trivial... )


Miss Gilipoll*s.

lunes, 26 de enero de 2009

Día treinta y cuatro.

Sí amiguitos, como decía en el post anterior, he aprendido por qué los microondas tienen un plato giratorio (o no lo sé si lo he aprendido, puede ser que todo lo siguiente me lo invente básicamente). En fin. Todo empieza cuando un día llegas a casa de trabajar con ganas de tomarte una cerve por ahí con alguien pero nadie está disponible o no te quieren coger el teléfono o te cuelgan y lo apagan, vete tú a saber. El caso es que llegas a casa de la forma más bizarra posible (sí, bizarra). Con leremusic y policletos incluídos (no sé por qué he puesto policletos cuando quería decir policías, pero así se va a quedar). Y ahí estás. Sin ganas de dormir. Y vas a la cocina a por algo de picar y ves que detrás de las legumbres hay cajas de palomitas, ¡santa mier*a! ¡Qué gustosas! Y ves una Coke en la nevera, no, no te gusta la Coke, pero la coges y Oh God! It smells so chilly. ¿Qué más da si fuera están a -16ºc? Entonces abres la caja de las palomitas, sacas una de esas bolsitas que vienen en otra bolsita. La abres, tiras el plástico a la basura (¡Irás al infierno por no reciclar, insensata!) y cuando abres el microondas, OMFG ¿dónde está el plato? Te asomas al fregador y ahí está, uhm, digamos que in-impoluto. Y en tú sabia cabeza habla una vocecita a la que no haces caso. Es calva y se llama Mister Clean. Pero no le haces caso. No. No. No. Y piensas que qué más dará el plato al fin y al cabo si las palomitas están dentro de una bolsa. (Insensata eguén). Total que desdoblas la bolsa y la metes, sin profiláctico ni nada. 3 minutejos y a hacer tiempo al salón. Juegas con Gus (Oh God, ha muerto el perro más feo del mundo de cáncer, y también se llamaba Gus). Pop. Pop. Pop. Sonido de fondo. Banda sonora. Soundtrack. O como cojon*s quieras llamarlo. Pop. Pop. Pop. ¡Mmmm huele a palomitas americanas con mantequilla! ¿Palomitas americanas con mantequilla? ¡Los cojon*s! Huele a mantequilla y papel de bolsa de palomitas americanas con mantequilla ardiendo. Te vas para la cocina, y no puedes ver lo que hay dentro del microondas por la ventanilla... ¡Qué raro! Pop. Pop. Pop. Abres la puerta y... Surprise, you're in London now! ¿No querías London? ¡Pues toma London y en casa! Y cuidado que Jack está a punto de venir de la "carnicería" (ejem). London con olor a palomitas americanas con mantequilla. Y tienes que salir llorando de la cocina. Y Gus estornudando. Entras otra vez (¡Vamos valiente! ^^V). Y coges la bolsa. ¿Qué hacer con una bolsa de palomitas americanas con mantequilla con un agujero con bordes negriquemados del que salen todos los vapores del Averno? Vapores del Averno sí, pero con olor a mantequilla también. Pues dejarla encima de la encimera y soplarle al agujero. Sí, yo soy así de inteligente. Me encanta soplar a las cosas. Cuando era pequeña le soplaba a las fresas y al helado porque estaban muy fríos. Sí. Así soy yo. Total que cierras la puerta de la cocina, abres la ventana, abres la puerta de la terraza y pones el estractor a todo estractar/chupar (¿?) para ver si tu madre no se da cuenta (como si las madres fuesen tontas). Y sales llorando y casi intoxicada de la cocina. Después, cuando ha pasado el temporal londinense típico (es que yo no sé si en Londres hace calor o frío) vuelves a la cocina. Decides que cueste lo que cueste te vas a comer una bolsa de palomitas americanas con mantequilla. Que nada ni nadie te va a robar el único placer que tienes para esa noche. Que nadie te va a quitar tu momento palomita. Y coges la bolsa, la abres para comprobar como han quedado las palomitas, si puedes rescatar alguna (ni de coña beibe) y descubres que las palomitas cuando se queman molan un montón porque se hacen súperamigastía formando un bloque negruzco (como el sobaco de un grillo que dicen por ahí) que además brilla con un fulgor especial resplandeciente de la muerte. Y las tiras a la basura (no te queda otra). Coges el plato del microondas del fregador y lo friegas. Desenchufas el microondas, lo limpias limpitolimpito y lo vuelves a enchufar. El plato se ha secado de canto mientras tanto. Y lo metes. Abres el armario, detrás de las legumbres hay cajas de palomitas. Coges la de palomitas con mantequilla. La caja ya está empezada (te ríes sin amargura, bitternessless). Abres la bolsita. Tiras el plástico a la basura (¡Arderás por lo que has hecho!) (¡Insensata!) y desdoblas la bolsa (¡cómo te gustaría desdoblarte a ti misma!) y la metes en el microondas. 3 minutos, bueno, un poco menos, por si acaso. Te vas al salón, juegas con Gus. Trago de Coke. Pop. Pop. Pop. ¡Clink! Vas a la cocina. Mmmm. Huele a palomitas americanas con mantequilla. Esta vez sí que ves la bolsa a través del cristal de la puerta del microondas. Lo abres. La sacas. La abres. Las sacas. Te las llevas a salón y a disfrutar de pequeños momentos con sabor a mantequilla.


Miss Blinkless, para no perderme ningún minimomento :)


Las moralejas de esta historia son que si no fuese tan vaga no me habría pasado todo esto y que si metes algo en el microondas sin el plato, no da vueltas, por lo tanto el calor le da siempre en el mismo sitio y acabas liándola pardieu.

sábado, 24 de enero de 2009

Día treinta y tres.

Oh God! Voy a empezar a odiar ese número. En realidad: unonuevedós punto unoseisocho punto uno punto treintaytrés. En fin. Y hoy ya último día. ¿Quién sabe? Pa' como están las cosas quizás es el último de verdad. Equisdé. NO estaría bien. La verdad. Sería una eme. Veamos. ¿Y por qué no les dices que te dejen en paz? ¿Crees que estas son horas? Pues no, claro que no. Está claro. Claramente. Y a parte, si ya me gusta llamar tanto, toda la tarde (por mi cuenta y riesgo) llamándoos. Pero, claro, si es que no puede ser. Una se esfuerza por hacer las cosas bien, pero cuando ya no se puede, no se puede. ¿Qué le vamos a hacer? Se me fusila y a otra cosa, maributterfly. Y hablando de butter. Casi quemo la cocina. En fin, digamos que hoy he descubierto por qué el microondas tiene un plato giratorio... ¡Qué momento más *****! ¿Y qué hago aquí aún? Pues está claro. Complicarme la laif. Un momento... Mmmm. Ahora. Ya está, ya está sonando la canción con la que escribo todas las noches (casi) aquí. Una de Rihanna. Y bueno, también he visto volar a un yorkie, nunca he visto nadar a una paloma, pero sí. He visto volar a un yorkshire. Mmmm, ráscame la espalda cariño... más a la izquierda. Gracias.

"Yo estaba sentada donde ahora, sólo que justo en el otro lado. Al lado de mis compañeros de siempre. A Giuseppi se le había roto el pantalón y casi se le salía un ***** (dejémoslo ahí y que sea la imaginación de cada cual la que decida). Mister Old Times me tuvo que arreglar el cinturón ya que se me estaba cayendo una pieza metálica. Ese día no nos dejaron sentarnos ahí al principio porque decían que estaban estropeados los ordenadores. A D se le olvidó la cena. A me llamó por primera vez por mi nombre. Hice la primera llamada en Inglés ofm'life (conectar un router en vez de un módem). Hablé con una Rubia. Y vi a otra letra al otro lado de la fila."

Es increíble que después de más de un mes (no sé cuánto será exactamente me acuerde de mi primera llamada en Inglés... y demás).

Miss Sometimesnotsoforgetful.

viernes, 23 de enero de 2009

Día treinta y dos.

Pero... ¿cómo soy tan sumamente falsa? Siempre digo que no vuelvo a escribir y lo vuelvo a hacer... G.O.D. Necesito salir y despejarme. Y dar vueltas y vueltas y vuelta como las aspas de un molino de viento. Como un gigante. No quiero ser Dulcinea, déjate. Que luego siempre me miran bajo las faldas y se llevan sorpresas (por mis grandes pololos y enaguas). No, déjate. Que luego quieren que asomada a mi balcón les recite poesías (¿y yo por qué debería si eso no lo hacía la del Toboso?) pero vivo en un tercero. ¿Cómo me van a oír? Y quieren que grite y que les llame a las doce de la noche preguntando si tienen algún problema, pues claro que lo tienen, yo soy su problema. Quieren que vaya al río con un cántaro que se llena cada vez más y vuelva a dejarlo y vuelva a llenarlo y así hasta que se rompa. ¡Venga! ¡Como la caja de Pandora! Y saldrán todos los dones buenos y todos los malos. ¡Qué recurrente! ¿Que si quiero hacer lo que más me gusta en la vida y que me paguen por ello? OC. ¿Dónde hay que firmar?
No, no te lo creas. Si sigues siendo la misma ilusa de siempre. ¡Tonta! Hasta que un día, ¡PAM!

Y la mató.






Miss Dreamfullllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll

jueves, 22 de enero de 2009

Día treinta y uno.

Rubia, te necesito.

miércoles, 21 de enero de 2009

Día treinta.

No. No. No voy a cambiar porque no me da la gana y no quiero. Y voy a seguir siendo una niñata que no soporta que le lleven la contraría pero tampoco voy a hacer lo contrario de lo que quiero. No quiero esperar. No quiero tener que... No quiero querer que... Estúpida histérica.

No se qué co*o hago escribiendo, la verdad. xD

...

Miss Everythingsover.

martes, 20 de enero de 2009

Día veintinueve.

Give 'em some V, they'll be delighted. Y aparte... buff. No puedes ser tan tonta y exagerada y tonta a la vez [sí, tonta se repite] [y no, los corchetes puede que no estén bien usados pero que más me da]. Cefalea hemicraneal pulsatil. Voltaren. Y a esperar. Y si ves que saliendo te caes, no te preocupes que tenemos un guardia de seguridad tan majo que te ayuda. ¿Qué no oyes, qué no ves? Buff. Por un momento de mi estúpida vida hipocondríaca pensaba que me estaba produciendo alguna reacción chunga el voltaren ese. Mareos, naúseas, pérdida momentánea de visión y oídos taponados. Oh God! I'm passin'.

Y de pronto, viendo tuentis ves algo que no esperarías ver nunca. Pero, ¿cómo es posible? Estaba loco. Sí, lo estaba [o está]. Y encima es un artista. God.

Increíble. Si al final todo el mundo va a ser un artista menos yo. On the other hand, I don't deserve it. I'm a selfish. Stupid. So childlish. Lo peor de todo. Que no lo sé ni yo. Sí, yo sí. Pero no está bien saberlo, aunque tampoco está muy bien ignorarlo, que digamos.

Sólo estoy perdiendo el tiempo aquí. Escribiendo estupideces que no van a llegar a ninguna parte. Tampoco me hace falta. Sólo necesito relajarme. ¡Cómo si escribir aquí fuese a ayudarme en algo! No, nada va a cambiar nena. Vas a seguir siendo la misma estúpida, egoísta e infantil de siempre. Nunca conseguirás nada de lo que quieres. Menos eso que ya tienes. Todo lo demás está perdido. Y te lo mereces. Ni a ellos, ni a ellas. No los volverás a tener como antes. Por dejar todo a un lado y sólo centrarte en ti misma.

Mal. Muy mal.






Nobody said it was gonna be easy. 'key but nobody told us it was gonna be SO hard.

Miss Dilemma.


London vs Madrid.

lunes, 19 de enero de 2009

Día veintiocho.

Oh God! ¡Qué pedazo de desfase! Salvajemente salvaje. Buff. Hablo del sábado. Dios. Las fotos lo dicen todo. Todo y que además sufro algún tipo de tirón en el índice que me hace tomar fotos de toooodas las cosas. Muchas fotos. Y cuando digo muchas. Digo muchas. Creo que sólo he subido la mitad al tuenti. Las demás son too much.

Miss DustLess.

[Sí nene, a lo mejor!]

sábado, 17 de enero de 2009

Día veintisiete.

God! ¡Ya no tengo dieciocho años! La verdad (sí, es tristemente cierto), creo que lo acabo de descubrir. Pero... ¿en qué estaba pensando? ¿Quién me hizo soplar esa j*dida vela? ¡Oh sagrada mi*rda! (En inglés claro que suena mucho mejor.). Holy crap! Sólo sé que me obligaron. Yo no quería. No sabía lo que hacía. Y encima me engañaron. Pero... ¿quién? Pues no pararé, no pararé, no pararé. STOP (ese líquida como en Svetlana). God, he parado. Tictac tictac titanic y yo he parado. Y me he quedado embobada con lo que pasa a mi alrededor. 'Hola Paola'... ¿Perdona? ¿Me hablas a mí? Uy, no lo sabía, no. Sigue, tú sigue imbécil (el autologos es obvio [creo que autologos no existe, voy a comprobarlo, a minute please, 'key, no existe, acabo de inventar una palabra... o quizás alguien la inventó antes, en la RAE no está, volviendo]...rw), sigue disfrutando el momento que el 'Carpe Diem' y el 'Collige, virgo, rosas' te van a reventar en la cara. De saltar a parques (parkour creo que lo llaman ahora [obviamente, no]) a tricotar. Palabra graciosa, la verdad. Tricotar. Tricot. ¡Suena tan onomatopéyico! God! I'm tricotin' you! (ya, vale con las gracias). A parte. Sí. ὀνοματοποιΐα. ¡Cómo echo de menos a Paco y sus clases de Griego! Y me siento tan Penélope. Mi vida tomará un rumbo definitivo cuando termine la bufanda. Y me siento tan Penélope (como decía antes) porque la bufanda se deshace cada dos noches (yo varío un poco, por lo del copyright y eso) y después se vuelve a tricotar. Así cada dos noches. Como la vida. Como la odisea en la que luchamos todos. No sé por qué no me puedo quitar esta palabra de la cabeza: unwillingly (de mala gana, a regañadientes).

Se acabó.

Miss Paraquéescribirmás.

viernes, 16 de enero de 2009

Día veintiséis.

Había escrito un pedazo de post de la ost*a y por hacer el gilipoll*s se ha ido todo a la mier*a...

[jod*r!]


MissLess

jueves, 15 de enero de 2009

Día veinticinco.

Sí yo también os la hinco por ahí. Oh God! ¡Qué locura de hora! Y yo aquí. La más tonta de mi edad y de mi barrio. Y si me dices cosas bonitas me ruborizo y lloro a veces. Oh! Tomátelo fácil. Sin prisas pero sin pausas. Takeiteasy (¿sabes? ¡Toma cutraducción!) Y hoy la he visto. La he visto y me ha mirado. Y también he visto a su marido. ¡Cómo me gusta esa mujer! ¡Ay! Mi profe de Lengua. ¡Qué recuerdos! ¡Cómo echo de menos el instituto! Día hoy especial. Por la cantidad de cosas que han pasado. La mayoría absurdas, la verdad. Como lo de... o lo de... God! Pero lo más importante aunque haya sido hoy, será este finde en todo su esplendor (sin tilde y con ese).


Yo no digo nada porque luego todo se sabe. Pero ¡qué buenA está Miguel Bosé! Equisdé.



Miss Highheels*

miércoles, 14 de enero de 2009

Día veinticuatro.

Yo, escuchando a Franz Ferdinand. ¡Me gusta! Y ¡cómo me gusta ser una inculta a la que le tenga que decir cada persona que conoce un grupo de música nuevo para escuchar! Oh, I like it. To be so much openminded... whatever. En castellano suena tan sumamente mal. ¿Por qué me siento tan vigilada? ¡Ah! ¡Ya! Por las cámaras de mi portal [es lo que tiene vivir en el gheto] (no sé ni cómo se escribe, ¡qué vergüenza!). Aún tengo que ir un día a casa de mi abuela. Está pendiente el recolectar sus memorias de maquis, gorrinos y tías raptados. De cabras que salen locas. De cuando se subió en un camión a robar naranjas. Las historias de sus cicatrices (la de la pesa de las otras naranjas, la del cuervo y los huevos). La historia de sus amoríos de chiquilla y de cuando le robó a una pija una barra de pan y se la comió ella sola... con el consiguiente empachamiento y la paliza por parte de su madre (en la posguerra no estaba mal visto robar, estaba mal visto no compartir con la familia). Y mil cosas más. ¡Ay! ¡La que le rompió una garrafa de vino en la cabeza a un chiquillo! ¡Menudo trasto de abuela que tengo! Lo que pasa que luego me gana la pereza, que es madre santa de todos mis vicios y defectos. Y la liamos y no hago nada de lo que iba a hacer. Y encima nadie espera que haga nada, por lo tanto nadie me presiona. Bueno, sí. Sólo una mujer que me dijo un día que tenía nombre de escritora y que ya me podía poner a trabajar en ello. Pero, es que soy una vaga y no me gusta ni a mí lo que escribo. No, no me gusta por eso me presentaba a tooodos los concursos literarios del instituto, porque no me gustaba... Pero luego decía eso y todo estaba resuelto. ¡Bah! Me aburría en casa y... ¡Los cojon*s! ¿Dónde está mi Filología? ¡¿Dónde?! Perdida en el mundo de las Ideas. Por la calle de Kant y la de Freud. Y no, a este último no lo di en clase. ¡Qué tristeza! En fin, de momento puedo morir a gusto. Algo de lo que he escrito ha sido publicado. De forma cutre, sí. De forma conflictiva para mí, también. ¡Cuántos meses de insultos por ladrona y cabr*na tuve que soportar! La gente no entiende lo que es la imaginación para lo primero. Y lo segundo, me lo merecía. Palmera. ¡Já! Y menos mal que los demás no lo pillaron, ya veo yo a la Cerilla viniendo hacia mí a partirme la boca, que es lo que merecía por aquel entonces. ¡Cómo la liaba de parda en el instituto! ¡Ay! ¡Qué recuerdos! Sobretodo aquel día, con aquel cartel de San Valentín para doscientos hombres distintos, la mitad de coña, porque los conocía, y la otra mitad por apuestas y para hacer rabiar a otras personas. ¡Dios! Y si ese día veintemil novias furiosas no me partieron la cara, ¡jamás me la partirá nadie! [Ya verás como mañana me toca ir a urgencias].
De momento parece que la inflamación y la hemorragia no remiten. [guiño con ambos ojos] [guiño con ambos ojos]

My God! Pero si muero que se sepa, que en vida fui una virgen pecadora que cometió crímenes de sangre con armas blancas. Maté a gente y me comí a los demás por los pies. Pero nunca hice daño a nadie. Nunca, never. Ever.

Algún día explicaré con más detalles mi vida y obra. Hasta entonces, ¡Felices años veinte!


Miss Gravityless* [por muchos años, ¡amén!]

martes, 13 de enero de 2009

Día veintitrés.

Lady Ostiones Represent!
¿Mareos ocasionales? ¿Hemorragias internas? ¡Qué más da con la pomada Miss Bruises!


De venta en farmacias.

Este anuncio es de un medicamento....



Todo lo que diga será utilizado en su contra...xD

lunes, 12 de enero de 2009

Día veintidós.

What am I exactly doing listening to Björk? Perder la cabeza. No. No. No creas. Tampoco enloquezco. (Lunita estate orgullosa de mí. Bueno, orgullosa tampoco es la palabra... Feliz. Aimisyu.) Si da igual de todas formas. Los lectores de este blog se cuentan con el dedo de E.T. The Extra-Terrestrial. My God. No sé ni por qué lo pongo en mayúsculas. Esto es como cuando en el cole en los dictados me ponían mala nota por poner 'el papa' con minúscula (como ahora) hablando del papa, papal. Con mayúscula. ¡Qué grande! ¡Era tan rebelde! ¡Qué lástima que ahora sólo sea una abuela loca que vive rodeada de gatos a los que ha bautizado con el nombre de sus amantes! (Igual que María) Uy, ¡cuántos recuerdos! Cryin' time. Nope. ¿Por qué me parece - a veces - todo una locura? Equisdé. Ea. ¿Qué le voy a hacer si soy así? Pero no he enloquecido por lo menos. Ni lo voy a hacer. Bueno, a lo mejor sí lo he hecho, porque me contradigo a mi misma en un par de líneas. ¡Cómo me gustan los hiatos! God! Tanto como las palabras: "esperpento", "Estambul (piedra cayendo al agua, que viene del griego [de la ciudad-eis tin poli]), "nenúfar"... Oh God! Oh God! "Orgasmo". Gran palabra. Y yo salgo loca. En un portal, en un ascensor, en una cama, en un coche, en un hotel, en un barco, en un avión, en un tren. Yo salgo loca.

Y ahora a dormir, que mañana hay que ser madrugadora para drogarse a tope. Con la Cope. Eso sí.

Uhmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm*






Miss Wonderfalls* [¡un león de arcilla que habla!]

sábado, 10 de enero de 2009

Día veintiuno.

Mira, ¡cómo lo que me gustaba! Antes. Pero bueno, es que no lo he dicho. Y no sé cómo aún no lo he dicho. ¿Cabras/ovejas hinchables? ¿Pero en qué país de enfermos vivo? Increíble.

INCREÍBLE.

Here come old flattop he come grooving up slowlyHe got joo-joo eyeball he one holy rollerHe got hair down to his kneeGot to be a joker he just do what he pleaseHe wear no shoeshine he got toe-jam footballHe got monkey finger he shoot coca-colaHe say "I know you, you know me"One thing I can tell you is you got to be freeCome together right now over meHe bag production he got walrus gumbootHe got Ono sideboard he one spinal crackerHe got feet down below his kneeHold you in his armchair you can feel his diseaseCome together right now over meHe roller-coaster he got early warningHe got muddy water he one mojo filterHe say "One and one and one is three"Got to be good-looking 'cause he's so hard to seeCome together right now over me

¡A tomar por c*lo! No me voy a poner a separar eso. ¡Qué pitoste!

(8) Juntémonos ahora mismo sobre mí (8)





Miss ShameLess

jueves, 8 de enero de 2009

Día veinte.

¡Cógelo! ¿Lo tienes? Apriétalo fuerte. Más. Vale. Ahora suéltalo. Libéralo. Suavemente, no le hagas daño. No. ¡No! Demasiado. No ha aguantado tanto. Le quedaba un poquito y lo has deshecho todo. Todo fuera. ¿Por qué? Por no saber eso. Por no saber nada. ¿Qué pretendías? ¿Irte de rositas? ¡Pues ahora te jxdes! No puedes ir jugando por ahí como quien tiene doce años. Con doce años todo era mejor. Bueno, casi todo. Bueno, yo qué sé. Si ya ni sé. Eso. No. Ya ni lo sé. Y vamos andando hacia el futuro. Sólos. Nadie de la mano de nadie. Y Migo y Tigo cogidos y andando a la par. ¿O no? ¿Qué pasa? ¿Qué ha cambiado? ¡Qué ha cambiado! Nada. Todo sigue igual, por fuera. Por dentro es distinto. Es más azul. Siempre ha sido azul. Cambió a rosa. Y ahora vuelve a ser azul. Magia me sale en rojo. Estamos desinformados. Estamos ciegos. Jugamos al azar. Azarosos en su segunda acepción. Todo lo que tengo es variable. Todo lo que tienes también. Aunque no queramos, aunque siga siendo así. Y asá. Y ya todo pierda aparentemente el sentido. Pero en su interior intrínseco (redundancias al poder) todo siempre sigue igual. ¿O no? No, no es igual. Nunca te bañarás dos veces en el mismo río. Nunca dirás dos veces la misma palabra. Nunca podrás hacerlo igual (nada de nada). Y seguirá en tu cabeza ese primer baño, y esa primera palabra (no, la vez que dijiste aquella primera frase con sentido real). Pero nunca volverá a ser lo mismo. Y no quiero volver a hacerlo otra vez. I don't wanna be the reason why everytime I walk out the door, I see him die a little more inside. Don't wanna be a murderer.

Y a veces hago ¡chás! y aparezco a tu lado.



Me he propuesto no volver a proponerme escribir más.





Open up your mind, and let it fly free *



Miss Wingless [unfortunately]

miércoles, 7 de enero de 2009

Día diecinueve.

Es curioso, no, es gracioso.

La mano la tengo tonta, ya verás tú al final que gracia, es lo que pasa, es lo que pasa, es lo que pasa. Al lío.



"Salí a la calle, vi que estaba lloviendo y pensé en ti bajo la lluvia. Y me dio la risa tonta. Estupidez. ¿Qué más da? Hoy estás sola. Vas a estarlo siempre, ¿o no? Y una voz en mi interior me dijo que no, que no iba a estar más sola. Que todo iba a cambiar. ¿Tú la creíste? Porque yo no. (Soy gilipxllas y he borrado media entrada de una, por la mierdx de los métodos abreviados, o a saber. ) Y me fui con mi Rubia. Que me vuelve loca. Que me desinhibe. ¡Uy! ¡Ya te digo! No, casi no me desinhibe. Espera, ¿desinhibir es volverse loco? No, pero casi. Haces todo lo que quieres hacer, lo que no haces porque no te atreves cuando no vas con la Rubia. Y yo lo hago entonces. Luego te equivocas y piensas que la Rubia es una pxta. Y que no vas a volver a salir si está ella de por medio, pero no te lo crees ni tú nenx. Y vuelves a caer en sus débiles brazos (y tanto). Esos que no te impiden volver a caer al suelo. Y caes pero no encuentras fondo y sigues cayendo. Y ya todo te da igual si estás con tu Rubia, hasta el día siguiente claro. Te despiertas desorientado. Sin saber dónde estás o cómo has llegado hasta allí. Y no la ves, pero sientes que estuvo contigo. Aún persiste en tu recuerdo su olor, su sabor, su frío cuerpo calentándote la noche. Y ardes por dentro por haber vuelto a caer. Pxta Rubia. Y, el día siguiente, te morirás de ganas por volver a estar con ella, que la Rubia te haga olvidar todo. Perder la vergüenza. Desinhibirte y hacer todo lo que no puedes hacer sin ella. Y ser quien no puedes ser, sin ella. Y claro, que no, no está bien. No está bien decir que con ella olvidas y enloqueces. ¿No está bien? Pues no lo estará, pero es cierto. ¡Qué cojxnes cierto! Es verdad y punto. Hoy he estado con ella también, como lo estuve ayer, y antes de ayer y el día anterior a ése. Pero hoy me he podido resistir a sus encantos. Y no he caído. Sólo una pequeña conversación. Bis a bis. (Que alguien me lo explique, no está en ninguna parte, ¡pero suena tan jxdidamente bien!). Hoy no me he fxllado a la Rubia. Una lástima. Sí, pero no teníamos profilácticos. "




Miss Shameless*

-¡Ójala querida, ójala!-

martes, 6 de enero de 2009

Día dieciocho.


¡J*der chaval! ¡Vas como una cuba!


¿Qué pasa cuando haces muy rápido así y así y así con el brazo? Pues que te lo dislocas. O casi. Bah. Mañana voy a urgencias si es necesario.


De momento aún no siento (todo) el dolor. Es lo que tiene. Es lo que tienes querida rubia. Espumosa. ¡Fresca!


Bueno, pues otro día será.


De momento, los Reyes se han portado estupendamente. Demasiado estupendo. Diría yo. Pero claro es que...
Y de foto, una foto sentimental y romántica. Romántica los cxjones. ¡Vamos chicos! ¡Todos a la pxta calle! Jajaja.
(más fotolog no podía ser hoy, otra cosa, entre el dolor que va en aumento y lo demás, no me sale)
Miss Painful*

lunes, 5 de enero de 2009

Día diecisiete.

Un hombre tiene que hacer lo que tiene que hacer, ya lo digas tú, lo diga Neil Patrick. Sobretodo si lo dice él. ¡Dios mío! A veces no sé qué pasa pero de pronto me pasan cosas tan bizarras como agradables y graciosas. Tú y tú semiprimos. Y yo que me muero de la risa. Pero, ¿qué le vamos a hacer? ¡Espera! ¿Por qué deberíamos hacerle algo? Mañana a madrugar, a usar la máquina de las fotos hasta que la sd salga ardiendo. Y el viernes tengo algo reservado para una que me sé yo. Que ha sido siempre mi Angelito Gótico y con la que ahora me hago fotos en iglesias. Pero, ¿qué coñx estábamos pensando querida? No, no creo que lo leas nena, pero ya te lo contaré.

So they say...

(sí, estoy escuchando la banda sonora de Dr. Horrible's sing-along blog)

Lo mejor.





Everyone's a hero in their own way...

No, yo no. Nunca.

(Ya ya ya ya ya ya ya ya, no empiezo.)





Miss Consueño Eguén.

domingo, 4 de enero de 2009

Día dieciséis.

Esto del día es una falsedad como decir 'por siempre'. Pero es que me aburría y así se va quedar. Buff.

WON'T DO IT

WON'T DO IT

WON'T DO IT

WON'T DO IT

WON'T DO IT

No lo hagas, él no lo haría.



Miss Consueño

Día quince.

Yo sigo aquí, en mi caverna. Atada de brazos y piernas. De manos y pies. Contra la pared. Viendo sólo sombras reflejadas en ella. Sólo sombras de lo que pasa ahí fuera. ¿Cómo quieres que sepa lo que quiero? ¿Cómo quieres que quiera lo que quiero? ¿Cómo quieres que quiera lo que me conviene? Si ni yo sé, ni tú sabes, ni nadie sabe qué me/nos conviene. Y sigo aquí, presa del miedo, de la locura. Presa de Platón. Adicta a la droga que contamina cada uno de mis vasos sanguíneos. Esa. Sigo siendo presa de la filosofía incomprensible. De mi locura, otra vez. De no saber qué digo/pienso/quiero y de todo lo contrario. De saberlo totalmente, locamente, hasta llorar riendo y reir llorando. Loca. Maníaca maniatada del dolor de estar abandonado. Solo.
Y suspiros.
[Que estamos hechos de lo mismo que las flores, y doncellas que están hechas de lo mismo que estrellas.]Rapsusklei.

Y yo sigo en mi caverna, porque me aterra salir de aquí. Pero sin embargo, quiero salir. Quiero quedarme ciega de pronto y luego descubrir la realidad poco a poco hasta que mis ojos se hayan acostumbrado totalmente a esa luz cegadora. ¿Qué más daría si no hay agua? Pero vuelvo a pensar, ¿qué pasaría si me abriese la cabeza? No sería bueno. Mi pequeña caja de Pandora. Llena de todos los regalos también, pero así como hay regalos buenos, los hay malos. Casi más de los últimos. No, no seas insensato y abras esta caja, es peor que abrir un corazón. Porque éste sólo siente. Pero no sabe lo que siente. No le da vueltas a las cosas. No sabe qué está bien y qué está mal. ¿Qué más le da al corazón lo que tú pienses?

(No sé ya ni de qué estoy hablando, algún día dejaré las drogas y comprenderé de qué hablo, así como todos cuantos están a mi alrededor. No. Lo dudo. Pero se podría intentar. )

[Y, ¡Dios! ¡Cómo odio que me mientan! Y parece que piensan que soy tonta. Y que encima como estamos en el siglo XV pues no se descubren ya este tipo de cosas. ]

Seguiré intentándolo de todas formas (el salir de la caverna), y sé que algún día lo conseguiré. Así como trabajar en algo que implique escribir todo el rato (aunque sea escribiendo las notitas que vienen dentro de las compresas/notitas inspiradoras de historias con un hilo argumental bastante diferente de la presentación final, mucho más asquerosa, por otra parte).

Algún día terminaré de perder el juicio, y me volveré completamente loca (sí, y no es valga la redundancia).

Loca como Juana. Yo también uniré España finalmente bajo la misma corona. Y también murmurarán todos que estoy endemoniada. Aunque en mi fuero interno simplemente seré una triste loca. (Aquí no hacía falta poner "fuero", pero bueno, es para que alguien diga 'oh!aún se acuerda!')

No/Sí.

Cualquier día seré imperfecta como siempre. Loca como siempre. Y estúpida como siempre.



Miss Less*

sábado, 3 de enero de 2009

Día catorce.

¿Qué esperabas? Si eres la persona más tonta que conozco. Y mira que conozco a gente. Bizarra, rara, estrambótica. Y guays. Y tú, querida amiguita, eres la más tonta.

Miss Stupidity.

viernes, 2 de enero de 2009

Día trece,

¿Qué esperabas?

Deja de darle vueltas a todo como si fueses una p*ta noria, ¡j*der! Eres estúpida.

Miss Less.

Día doce.

¡Feliz año!

Y ahora lo que importa. Lo importante. ¿Qué?

Anoche me comí las doce uvas, doce como el post de hoy. Las doce de la suerte. Ni una me dejé. Como desde hace un tiempo. Últimamente mucha suerte. ¿O qué? Casi a veces te da la impresión que demasiada suerte. Suerte todo el rato. No, eso no tiene sentido. En mi cabeza sí. Y sigo aquí. Esperando lo inesperado. Inesperable.

So what...

what am i waitin?


Miss Knowledgeless*