lunes, 30 de marzo de 2009

Día setenta y tres.

Y soñé que me quedaba un día y au. Y que lo sabía. Y creo que no hacía nada. A lo que vamos.

Estás sentado discutiendo con alguien. ¿Una academia para aprender a instalar un qué? En tu estómago cientos de coces se hacen oír. Dolor. No puedes retorcerte. No hables. Escucha y asiente. Bien. Vuelas y algo quiere salir de ti. Choca contra el muro de tu boca. Tus dientes inferiores. Y lo salta. Para convertirse en un mar de aguas turbias saladas. Como el fluir de mi subconsciente. Igual. Sólo que escribir no mancha ni duele ni hace que me salgan puntitos debajo de los ojos. (Esto me recuerda a Pakofran, lo de los puntitos.) En fin. Un comienzo muy bonito para lo que viene después. Cojan las piedras. (Esto es La vida de Brian total). No existe la belleza interior. Nada. Barbie era una santa. Con un gustazo, eso sí.

Miss Quémefaltasinless

domingo, 29 de marzo de 2009

Día setenta y dos.

Y al amanecer y al aire vuelan libres dando envidia. Me acuerdo de Miguel Hernández. Del final de su vida. Y nanas y cebollas. Y locuras varias y goles con el trasero/culo. No quiero querer lo que quiero querer que quiero querer lo que no quiero, si quiero tener lo que tengo y querer lo que quiero debería querer querer lo que quiero. Sí, no hay duda. Le quiero. Quiero un sueño queriendo querer locuras al amanecer. Escaleras al cielo. No quiero. Tú cómprala y espérame arriba que ya voy.

No me esperes despierto, soy un sueño, un duende de madrugada, no entro por tu ventana pero casi. Vivo en un trastero entre cajas de algodón y quitaesmaltes. No subas haciendo ruido. No oses despertarme. No quieras querer jaleo. No temas querer jaleo.

Un día voy y lo digo. Y voy y te quiero. Y voy y.



Miss Whatthefuck*

sábado, 28 de marzo de 2009

Día setenta y uno.

¿No ves como lo de los días es mentira, nena? "Oí que alguien cantaba una buena canción. Una muchacha dulce, un ángel dije yo. ¡Qué estilo aquel! ¡Qué suerte! Pude reconocerle..." "Cantando mi vida con esa canción." Sí, a cada uno un estilo. Y cada rincón y cada esquina redondos desde ahora (los que tienen agujero en el centro son dulces y glaseados). No me lances miradas que matan desde la otra parte de la almohada, sé que eres un reflejo, no es un cristal querida, es un espejo. Y te automiras mal. Te automatas. Autómata. Cállate. Té negro con fresas y chocolate. Te quiero escribir a parte. El corazón lo que digas. Y cada mirada. Guarda un as bajo la manga, bajo la almohada, bajo la colcha y cállate. Cierra los ojos, ¿qué más da? De fondo por bulerías, ¿que no saben palmear? Se les enseña. ¿Que no saben lo que es una bulería? Se les enseña. Si no saben lo demás. La vida no es. Es. Y punto. Pero punto y seguido porque cuando me da el tirón si no escribo lo que digo luego duermo mal. Y me quemo. Y mañana. Dirás. [...] Eugenio Salvador, ¿dónde empezaba el genio? ¿Dónde empezaba el loco? El genio acababa donde empezaba el loco. Como mi libertad y la del que está a mi lado. No sé entienden las palabras. No es lo mismo dulce que salado. Pero podrían serlo y ¿quién te lo explicaría? Previo pago de su importe, todo el mundo. La vida es así. Barbie es asesina. Lisa es ninfómana. La sociedad machista (¿el masculino de ninfómana es?) (Claro es que todos son igual, MENTIRA). Yo, bueno, de mí mejor no hablar. El mundo está loco. Ya nada funciona y todo va al revés. Y hay que leer a Quino (y verlo, claro). Y escuchar y ver al gran Michael Jackson. Recitar a Federico García Lorca mientras visitas una vez más su casa de verano en Granada. Partirte la camisa como Camarón. Odiar canciones de Led Zeppelin por no saber cantar. Mantener la respiración ante los fusilamientos del Dos de Mayo con Goya. Imaginar batallas ganadas con Delacroix. Ver a Einstein sacarte la lengua y pensar cuál es el sentido del mundo (no lo hay). Hablar sobre cavernas, luces, sombras y fogatas con Platón. Pensar que la que escribe esto tiene cierto punto de misoginia (ellas ¿dónde están?). Aquí llegaron. Flotar en un vapor azul envenenada por los efluvios de polvos del amor de Afrodita. Llorar al ver la preciosa actuación de Marisa Paredes en Tacones Lejanos. Saber que nihil novum sub sole (ablativo, ¿no?) (no hay nada nuevo bajo el sol). Todo está inventado. Todo esto alguien lo habrá escrito ya. Sólo os parezco nueva porque todos nacimos ayer. Por esa misma razón, todo nos parece nuevo. Cierto es como me dijeron una vez que si los griegos no hubiesen tenido esclavos habrían inventado la lavadora. Es algo obvio. Tanto como que a mí si me das cuerda, no paro. Y horas y horas y horas. Más que un reloj. De arena. De agua (clepsidra, que además es una palabra preciosa). De sol. De esos.

Y un día voy y.






Miss Timeless*

viernes, 27 de marzo de 2009

Día setenta.

Efímero: que dura un día. La vida de una mariposa en tus sucias manos. Poder. Dinero.

Con decir no es suficiente. Ven y.


x. x. x.

Y entre tantas otras cosas, ya no me hace daño.

Genial.



Miss Quetumequieresdejaryyonoquierosufrir¡ay!quecontigo...

/Lágrimas negras gigantes con Bebo Valdés y El Cigala/

jueves, 26 de marzo de 2009

Día sesenta y nueve.

Vuelvo a las andadas y me vomito gritando un sueño. Gracias a mi compi la incomprendida que se tinta el pelo de azul y escribe fuckyou en la mesa de la clase. Hoy ya el despitoste(?) maremagnúmico que algún día se paseo de mi cabeza a mis (suaves) manos y acabo volando de mis (dulces) dedos al papel, pasando por un bolígrafo bailarín. No me gusta y ni si quiera tiene sentido, pero cada noche viene David a rondarme y no me lo puedo sacar de la cabeza. Dios. Como preludio al texto de hoy diré: me vas a odiar, después de leer esto, me conozcas o no, lo harás. Si pensaste que Barbie era una santa, ya viste que no, hoy les toca a David y Lisa. Lo escribí sin apenas pensar en qué estaba escribiendo. Pensando en otras cosas. No sé si quiera qué escribí, pero lo voy a transcribir y lo voy a copiar. Y así según vaya saliendo, así ha de quedar. Para quejas o reclamaciones, tenéis la opción de mandar una carta dentro de una botella pa que piratas jueguen con ella y nunca llegue a puerto. Bueno, que lo dicho, ya va saliendo esto. Lo siento de corazón. Mentira.

"Despechos Gnómicos: o el amor no profano. Lisa se había cansado de esperar. No quería seguir siendo la eterna santa del bosque. David no la comprendía. Él y su eterna idea de pureza vegetal... Otra que quería vivir la vida loca, pa' resumir. Lisa no paraba de comprarse modelitos con los que impresionar a David. Pero él siempre la rechazaba, la evitaba y se ponía a hablar de sus queridos animales. Día y noche, Lisa no dejaba de provocarlo. [Se me está yendo la cabeza demasiado ya...]... [Como estaba diciendo ayer...] Lisa se estaba cansando de tanta tontería del bosque. Por lo tanto y viendo que David no le hacía ni caso, quiso hacerlo espabilar... Una tarde se adentró en el bosque oculto que había en los confines de su precioso bosque... [No me mires, no me mires...déjalo ya.]... Al llegar a los confines del bosque como iba diciendo, Lisa encontró un troll. Feo como él sólo. Pero eso no lo ven los ojos de quien no quiere ver. En fin, el troll era horrible. Peludo como un macho ejpañol en todo su esplendor. Oh God! He was so awful! pero, como también decía antes, eso no lo ve quien no lo quiere ver y quien está cegado por las ganas de fiesta o de vendetta, pues menos. Mientras cualquier otro vería un ser peludo, asqueroso y maloliente, Lisa veía a un ser sensual pa' resumir. ¡Qué vergüenza! ¡Y a su edad! No creo que sea muy bonito lo que vendría a continuación. Creo que si tenéis la mente un poco ida, os lo podéis imaginar. A David la verdad que le dio igual cuando Lisa se lo contó. Él era puro desde la punta del gorro a la punta de los pequeños dedos de sus pequeños pies. A él no le iba el rollo parking, ni siquiera iba de fiesta con los demás gnomos. Prefería estar en casa con sus animalicos rascándoles detrás de las orejas. Era muy casero, más casero que de campo, la verdad. Así que no le preocupó lo que le contase Lisa o lo que dijesen de él los demás. En fin, que Lisa lo único que hizo fue pillar una enfermedad venérea de trolls. ¿Qué nos enseña esta fábula para mentes fabulosamente enfermas? Pues que actuar guiados por el ansia de vendetta no es bueno ni para nosotros ni para nuestro cuerpo, ¡ah! y para nuestra reputación menos, porque no veas como pusieron a Lisa en toda la región. // Todo esto ya no tiene nada que ver, estaba escrito a continuación: // En fin amigos (?), esto es en lo que se entretiene una servidora cuando le dejan un poco de tiempo libre (xf) (de ahí que lo haya escrito en varios días, porque vamos, tampoco es que sea... ) Incredible! Que me han cogido el teléfono sin ponerse ariscos allí donde el millar gana un cuarto (¡vaya mier*a de epíteto!). ¡Como una palmera! ¡Suave suave su su suave! Esto ya es inaudito. La verdad es que no conozco a nadie que haya ido alguna vez a una tienda a insultar al dependiente. "

Podéis juzgar, podeís insultar, gritar, pegarme, me da igual, pero lo más bonito es que lo hagáis dando la cara.

¡Se hacen pajaritas de diseño personalizadas oigan! Tenemos la Emojarita, la Dalijarita, en breves alguna Marjarita... ¿Quién da más?

Hoy he visto una manzana podrida llena de gusanos, he pisado todos menos uno, me caía bien aunque sea un estúpido.



Miss ForgivinLives

lunes, 23 de marzo de 2009

Día sesenta y ocho.

D.G. [después de Granada queridos péndulos]. Vamos a ver. Granada, por un lado una ciudad preciosa (cuando tienes mucho dinero) por el otro, ciudad de obras, de aparcamientos públicos y del dinero, pa' resumir. ¿Por qué? ¡Oh! ¿Por qué la gente me habla mal en Granada? ¿Por qué me vacilan en la oficina de turismo? No, en Granada no ponen tapas en todos los bares. No. Pero por otra parte. Alhambra, Generalife, tapas de Picnic, Huerta de San Vicente (yo casi llorando de la emoción cada vez que subía un peldaño para ver la habitación de Lorca en su casa de verano), Museo de Ciencias (con hormigas gigantes included), paseos granadinos. Y punto. Se acabó. Ahora sí que ya no vuelvo a escribir. Cosas que pasan mientras que uno escribe.

Este es mi punto final.


Gracias.

martes, 17 de marzo de 2009

Día sesenta y siete.

Every day is... Oh my God I'm... A big big... Girl you know it... Don't stop. En un segundo. Todas esas canciones se me cruzan y luego nacen de mí locuras gnómicas que no sé si estoy preparada para escribir aquí. Tonterías al fin y al cabo. Pero como dice Yomisma, no podemos dejar de hacerlo. Y es verdad. Si no es aquí, siempre escribiré algo, lo que sea. Pero siempre me veréis escribiendo. Ya sea en un alfabeto ilegible (sí, así es) e ininteligible (casi que más que lo anterior). Pero bueno, luego llego a casa lo transcribo (de pequeña cuando no sabía el alfabeto griego, usaba el alfabeto inventado de los libros "Artemis Fowl", rollo imágenes, no sé si llamarlo pictográfico sería correcto). En fin. Que no quería que nadie lo supiese. Y punto. Aún tengo pequeños apuntes en mis libros de texto (tristeza), garabatos pitósticos-maramagnúmicos. Ninguna de las palabras existe. Pero, ¿a qué se entiende lo que quieren expresar por eso mismo? Creo. Yo sí. Y si tú también, creo que deberías mirártelo. A mí es que los hospitales me dan cosita. Hoy alguien me ha dicho: "Mira, es que había contratado, ehm, uhm... virus." Y yo le he dicho: "¿Y cuál es su problema?". Y él me ha dicho bastante ofendido: "¿Es que no me has entendido?". Así, queridos amigos, es como empiezan las guerras. Yo no ofendo (intento no hacerlo, al menos). Me callo pero el que no da más, ¡no da más señores! Y se sienten ofendidos cuando no entiendes su jerga callejera. ¡Esto es el nova más! ¡Viva Ejpaña! Y todos esas personas orgullosas de saber hablar/escribir. Me voy a callar si no quiero que alguien civilizado (eso siempre) me pegue una paliza con palos y botas militares con refuerzo metálico. ¿Rojos? ¿Blancos? ¿Azules? ¿Naranjas? ¿Qué más da? Si todos son iguales. Todos esos nosequéheads tienen una fácil traducción en castellano (lleven la bandera que lleven): Cabezas Huecas. Lo que pasa es que esto no es una conversación cara a cara, por eso vais a pensar que estoy loca, pero es lo que voy pensando. Si estuviese hablando con otra persona todo tendría muchísimo más sentido. Pero ¡ea! esto es así. No hay más. Punto y a parte.



Miss Puntoyfinal.

lunes, 16 de marzo de 2009

Día sesenta y seis.

Un día más y sigo sin cobertura en. Mi móvil es. Rojo como tú ya sabes. Y punto. No quiero hacerlo. No me apetece escribir y eso se nota. Porque llego y. Ya está. Gus me mira mal. De reojo. Quiere que lo deje. Que apague el ordenador. Que no vuelva a escribir. Eso no, quizás. No lo sé. No. Ni yo. No pierdas más tiempo aquí. Y sin imágenes flotantes que valgan. Porque una imagen vale más de mil palabras, ya haré la mía. Lo mismo ahora mismo. Pues sí, allá voy. Pero una cosa es que la ponga ahora y otra distinta es otra distinta. Bueno, ya está. Imagen flotante lista. Buenas noches, hoy no doy pa' más.

viernes, 13 de marzo de 2009

Día sesenta y cinco.

(Yo quiero mi plantilla de antes, tan normaliiita. Si es lo que pasa por andar toqueteando y no tener ni idea de HTML ni la madre que lo parió. Bueno, ya la recuperaré. Es lo que hace el no salir. A parte, me he comprado dos libros, uno de los cuales llevaba buscando cinco añazos, día arriba día abajo. "Historia de cronopios y de famas", de Cortázar y "Romancero gitano - Poemas del cante jondo", Lorca. Y, ¡que viva la feria del libro! Ahí va mi locura de hoy. Tengo que confesarlo porque la locura es como las ramas de un árbol que van creciendo poco a poco y levantando hasta el pavimento que hay a su alrededor, hasta que lo reconocemos. He perdido la cabeza casi completamente. Y después de esto... ¡Vivan los Baobabs!)

Barbie estaba llorando en casa, estaba teniendo una dura conversación con Ken. Éste había decidido dejarla. Se acercaba a los setenta y quería disfrutar un poco más de su vida antes de volver para siempre a la caja de la que lo habían sacado. Decía Ken que quería cambiar de aires, conocer a alguna morena hispana. Que quería vivir la vida loca. Ella no lo entendía ni quería hacerlo. ¡Habían vivido tanto juntos! Habían desfilado en Milán, esquiado en Aspen, grabado películas en Hollywood, cenado en los mejores restaurantes del mundo, adoptado a niños de todas las nacionalidades posibles (que ahora los habían abandonado para dedicarse al Rock and Roll unos, al narcotráfico y al trato de blancas otros)... Nuestra querida amiga rubia se preguntaba qué era lo que había fallado después de tantos años de relación. Tras una larga conversación, Barbie consiguió convencer a Ken para que fuese a casa y poder hablarlo en persona. Esa tarde fue la última noche que estuvieron juntos. Tomaron una copa de vino y hablaron sobre su amor. Sobre su triste historia de amor acabada ya. Sobre las ocho de la tarde Ken recogió todas sus cosas y se fue para siempre. Barbie se sentó frente a su tocador, escribió una carta, se maquilló. Se dirigió al armario, su gran armario lleno de ropa y complementos. Eligió un precioso vestido de gala rojo con un gran escote que no dejaba nada a la imaginación y cola y se dirigió a la sala de estar. Antes de llegar se miró en el gran espejo del pasillo. No estaba nada mal para su edad. Todos los millones que había invertido en cirugía plástica no habían sido malgastados. Tenía un pecho perfecto, cintura de avispa, caderas de lujuría y ni una sola arruga en la cara, tersa como siempre. Como cuando salió de la caja por primera vez. Y ahora estaba sóla. Barbie volvió a llorar. Se giró sobre sí misma. Volvió a la habitación, se limpió el maquillaje que se había corrido con las lágrimas y lo repasó. Estaba perfecta. Fue a la sala de estar. Cogió la guía de teléfonos y llamó al primer servicio de comida a domicilio que encontró (había pensado en llamar a algun fontanero [hombres fornidos] pero era sábado por la noche y dudaba que alguien estuviese desatascando tuberías a esas horas). Pidió lo que le quiso vender la chica que la atendió. Tras esto. Barbie esperó. Pasaron treinta minutos escasos y ya estaban llamando a la puerta. Barbie abrió (el servicio descansaba aquella noche) y ante ella apareción un muchacho joven con aire despreocupado. Ella lo invitó a pasar y el joven, que sabía quién era ella, entró. Bebieron vino, mucho vino. Y el vino dejo paso a la pasión. Aquella fue la última noche loca de Barbie. A las dos horas, cuando se estaban despidiendo ella fue a la habitación, cogió de su bolso unas llaves y se las entregó al chico '¿El z4 de la puerta? Es tuyo, yo ya no lo necesito y nadie que conozca lo merece más que tú que me has regalado mi mejor última noche." El chico se fue feliz, sin importarle el mensaje oculto de aquella despedida, acababa de prostituirse por primera vez, pero no tardaría en repetir. Barbie volvió a su cuarto, se quitó el vestido rojo de gala y escogió uno más glamouroso todavía, un precioso vestido rojo también bordado de flores negras de Yves Saint Laurent. Lo conjuntó con unos Manolos negros. Se volvió a maquillar y se fue directa al baño. Allí buscó en todos los cajones hasta encontrar lo que necesitaba...

El día siguiente el mundo despertó conmocionado. Barbie había muerto de sobredosis. Barbitúricos. Curioso nombre. Curiosa ¿coincidencia? No tardaron en hablar sus hijos (previo pago de su importe), su último amante (el cual se volvía a prostituir, previo pago de su importe) y Ken (previo pago de su importe). Pero esa noche, la noche siguiente a la tragedía, Ken no supo que iba a vender algo más que la exclusiva de su separación y la muerte de su "ex". Siguiendo con las faltas de respeto a la reciente difunta, el viudo aprovechó el velatorio como rueda de prensa improvisada. Sólo habían pasado 23 horas (casi 24) y él ya le estaba sacando provecho. Mientras alguien le preguntaba entre sonrisas si iba a terminar de firmar los papeles del divorcio para quedarse con la mitad de la mansión, él sufrió un ataque al corazón que lo fulminó allí mismo. Moría en directo por efecto de las drogas que había echado Barbie en su copa de vino la noche anterior. Ken había vendido la exclusiva de su muerte. Tras una larga investigación, alguien decidió abrir la carta que había esperado callada sobre el tocador de Barbie durante meses. Allí confesaba su crimen, el asesinato de Ken (antes de saber si funcionaría). Se disculpaba por lo que había hecho (antes de hacerlo), regalárle un z4 a alguien que no sabía conducir bien una motocicleta. Persona que días más tarde de recibir el regalo y los millones por la exclusiva de haber sido el último amante, moriría en una carrera clandestina. Creo que no hay mejor manera de cerrar este relato que poner la carta, directamente.

"Queridos amigos,
Hoy he envenenado al amor de mi vida. Justo dentro de 24 horas sufrirá un ataque al corazón. Siento mucho, muchísimo lo que voy a hacer. Regalar mi coche a un desconocido que lo único que habrá llevado en su vida con ruedas habrá sido una moto. Pero era el único recurso que me quedaba para deshacerme de las pruebas. De haber sido concebida para estar con un sólo hombre. Ése hombre fue Ken. Mi gran amor. El que jamás estará con una mujer que no sea yo. Quiero que todo mi dinero sea repartido entre todas las mujeres como yo del mundo. En especial quiero dar el 25% a Manolo Blahnik. Para que siga haciendo sufrir a las mujeres con tanto estilo por muchos años más. Que mis falsos hijos no vean una perra.

Hoy me despido, pero volveré en un futuro, más y mejor, con voz y movimiento incorporados.

Barbie™"




Muy buenas noches.







Miss MoiLoLiTa.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Día sesenta y cuatro.

"Today this could be the greatest day of xxx livex". Pero, ¡cómo me gusta esta serie! Para todos. How I met your mother, pero en versión original, por favor, que doblada pierde toda la gracia. Como todas las cosas, menos las pizzas, claro. Dos por uno. Menudo día de locos. Nunca mejor dicho, claro. Martes, ¿qué le vamos a hacer? Y cuatrocero pa' tu body merengue. Veremos qué pasa mañana (miércoles). Damn it! Y yo trabajando. No se vale, porque si no lo veo, malamente vamos a acabar, que lo tengo demostrado. Sí, sí, sí. Y no, no, no. No puede ser. Da gusto en un país como este encontrar personajes como vosotrxs con los que poder hablar. Sí, yeah. Hoy se vuelve a acabar lo que se daba. No sin antes decir. Se ha cumplido el sueño que tuve hace dos noches. Soñé que de pronto empezaban a caérseme los dientes... Dicen que eso significa que te van a dar dinero, efectivamente. Y me van a dar tanto que cada vez que pienso en esa bicifra me hacen los ojos chiribitas. ChiriBIbitas, perdón. Bien. Mejor. A gusto. Ahora. Y un suspiro y luego ya puedo quedarme durmiendo cual perrete (el mío, los vuestros no sé). Dios mío. ¿Me acabas de prohibir la entrada? (Ahora es cuando hago el guiño-guiño, digo Fu*k you y pienso en herir a alguien.) Me voy mejor.


Miss SuspirosdeEspaña,parteI

martes, 10 de marzo de 2009

Día sesenta y tres.

A ver. Céntrate. Ahora. Hola. Buenas. Apaga la cámara. Vuélvela a encender. Estamos en una posición perfecta. Bien. ¡Nenxs! ¡Que dentro del bar este hay gente! ¿Qué más da? Sólo estamos haciendo el capul*o. (Así me gusta). Y puntos fuera de paréntesis porque yo lo valgo. ¿Dónde vamos? Pues donde tú quieras ir, siempre. Que no digas que no quieres. Que sé que sí. Hoy ya no. Ya no vale. Y, ¡anda! Te he visto. Me sonrojo. También yo. ¿Guapa? No, gracias. Como un sueño dítripco. Y columnas salomónicas al revés. Un momento. ¿Es díptico? ¿Tríptico? No. Dístilo períptero hipocondríaco. ¿Qué palabra sobra? En mí, dos. Orígenes de locura. Amigo Filemón. Y volvemos con la estructura. Porque puede ser de estilo dórico, jónico o corintio pero no. Tenía el fuste liso. Con basa. Toros también. Y sobresalían las volutas y aspavientos que le hacía al aire. Si sólo es por delante es próstilos; por detrás y por delante: anfipróstilos. De ahí viene la palabra anfibio querida, ¡qué razón tuviste! Más allá de la entrada... Pronaos. Naos. Opistodomo. Y fin. Si quieres. Luego te paso los apuntes. Pasemos al romano. Un imperio de locos con vomitorios y algo más pero, ya que en este blog no aparece nada que aporte algún valor a vuestra existencia, ¿para qué lo voy a poner? Bien. Prosigamos. O sea, que seguimos adelante. Como la Liga (que puede ser maravillosa, también, sobretodo a seis con emoción cada fin de semana). Y un día voy y me encuentro una estatua hierática. Como tú. Hieráticx. Vaya tela. Y decidí llevarla a casa. Le di agua y pan. Y la dejé suelta en el balcón. Al día siguiente volví. Seguía allí la pobre escultura. Era un escriba (palabra que significa justo lo que parece). Al principio no podía si quiera imaginar qué quería aquel pequeño hombre de mí pero luego pensé: '¿Y si le hablase?'. Un día en el que me encontraba sóla en casa decidí meterlo en el salón de nuevo. Cogí el pan. Cogí el agua. Le di de beber. Le di de comer. Pero él no quería. No aceptaba nada. Seguía hierático. En la misma posición. Sentado en el suelo. Con la vista al frente. Papiro y punzón en mano. Probé a hablar. Y de pronto, algo cambió. ¿Algo? TODO. Todo cambió. Siguió mirando al frente. Siguió sentado. Pero algo había cambiado. Ni siquiera me dió tiempo a saber qué. '¿Has hecho algo?'. No me miró, no penséis que estoy tan loca. No se movió, ni habló. Pero escuché algo. No había despegado los labios de su firme posición, sin embargo, algo había sonado. Miré más abajo. A su "cuaderno de notas". Mi escriba acababa de escribir. Sí. No sé el qué. Yo no sé hierático tampoco. ¿Qué queréis? Sólo sé que mi hierático escriba escribía hierático. Y me hizo tan feliz que ni siquiera recuerdo lo que pasó después. Sólo sé que desde entonces cada noche le cambio el agua, le cambio el pan (aunque nunca toque ninguna de las dos cosas) y le recito lo que quiero que escriba. ¡Ay amigos! Mi hierático escriba escribe hierático.


Miss Ladybug*

lunes, 9 de marzo de 2009

Día sesenta y dos.

¿Voy yo al Teatro de los Sueños (Old Trafford) a ver jugar al Manchester?
¿Compro revistas del corazón o de tunning con tetas?
¿Voy al cine a ver películas de Torrente y similares?
¿Visto siempre de amarillo?
¿Cuando alguien que no conozco me llama 'Pao' me alegro?
¿Voy habitualmente a parques de atracciones? Y, cuando lo hago, ¿monto en algo?
¿Veo todos los reality shows de la TV?
¿Veo telenovelas?
¿Como arroz (menos el tres delicias)?
¿Sonrío cuando me hacen una fotografía?
¿Veo 'How I met your mother' en castellano?
¿Pierdo mi tiempo comentando blogs que me parecen una estupidez?

La respuesta a todas estas preguntas es: "No, porque no me gusta." Pero claro, vivimos en un país libre, donde cada cual puede hacer lo que le salga de dentro. Perdón, más bien, vivimos en una época donde la libertad no se entiende correctamente. Además, gracias a nuestro querido amigo: "el anonimato en Internet", cada uno puede hacer lo que quiera hacer. Eso sí, respetando siempre lo que es no dar la cara. Que en mi barrio significa algo más que vosotros ya sabéis (y el que no, lo intuye).

Buenas noches. Y que la reina bendiga a Dios.




Miss Avecesno*

domingo, 8 de marzo de 2009

Día sesenta y uno.

Como decía en anteriores entregas... Ya no hay respeto por nada. ¿Qué haces Sergio? No la líes que a la segunda amarilla, a la calle. Menudo partidazo. Cada uy, cada ay, dolían ya y todo, querido Samuel. Hay que rematar, eso siempre, claro. Y ya luego cuando estés cansado, vas y le das un abrazo al portero o a Pep. Si te parece. Y el portero que hace así porque no la vió. Y Gol. GOAL. Sobretodo cuando te la coloca Humpfrey. Vamos a ver y, ¿quién sabe si ha sido penalti o no? Viendo la bondad de Iniesta (como dicen) está claro que sí (lalala) y luego va y ¿quién lo tira? El que faltaba pal' duro. El Messias. Un leve toque y Gorka llorando en el suelo. Si es que no sé como una cosa tan pequeña les puede dar tanto miedo. Bueno, sí lo sé. Porque menudo está hecho aquí el señor Lionel. Por otra parte, Henry sin ser correspondido. Y claro, luego se queda de brazos cruzados y no sé come a Eto'o porque este último es una pantera, que si no... ¿Qué más? El GRAN Puyol, tres semanas de baja. NO es justo. Menudo partidazo (para mí) que ha hecho el amigo Carles. Piqué gigante como siempre y Márquez bien, supongo (no han tenido tampoco mucho que lucir). De Sylvinho diré algo extrafutbolístico. Es el padre secreto de Pep. Que lo sepáis todos (no sé cuántos años tiene y no lo voy a mirar para no quitarme la ilusión). De Gudjohnsen y V. Sánchez no tengo qué decir. Y se me olvidaba mi querido amigo Víctor que últimamente está haciendo unas cosas que me emocionan y todo. Por otra parte. Gran Gorka, ¡qué profesional! Y, ¡qué bonitos momentos habrá pasado con Eto'o! De los demás poco más a excepción de Yeste y Llorente. Pero sólo porque pensaba que nos la iban a meter en cualquier momento.

Buena noche la de hoy. Buena tarde. Buen día en general. Gracias madre (sonrisa).




Miss Pakitejku*

sábado, 7 de marzo de 2009

Día sesenta.

[Todo mejor. No me asustes más así pequeño saltamontes. Si es que, ahora no sé qué parece.] The girl is so...

http://www.youtube.com/watch?v=cC1TTz2bMmM

Sea como fuere. Todo genio siempre es un loco. ¿Hasta dónde llega el genio? ¿Hasta dónde el loco?

"La chica era persuasiva
La chica en la que no podía confiar
La chica era mala
La chica era peligrosa"

Hoy reflexiones con tiritas en los dedos, calcetines blancos y movimientos pélvicos. Señores... The King is back! All hail the King!



Miss UhehfuL*

viernes, 6 de marzo de 2009

Día cincuenta y nueve.

"Solía dominar el mundo
Se levantaban los mares al dar yo la voz
Ahora por las mañanas duermo sólo
Recorro las calles que solía poseer

Solía tirar los dados
Sentía el miedo en los ojos de mi enemigo
Escuchaba como la multitud cantaba:
"¡Ahora el viejo rey ha muerto!¡Larga vida al rey!"

Un momento sujetaba la llave
Y al siguiente se me cerraban las puertas
Y descubrí que mis castillos se sostenían
Sobre pilares de sal y pilares de arena"

Preciosa. Me encanta. Y demás. Y esta es mi traducción propia. He pasado de buscarla y me ha encantado hacerlo por mí misma. Así que mañana probablemente más y mejor (espero). Aunque creo que no me atreveré nunca a traducir la palabra 'jammin'. Pero se intentará si surgiese el caso. Y yo iba a hablar de 'La naranja mecánica' ó de 'El club de la lucha'. A cual mejor (para mí). Y hablando de todo un poco. Las tengo que ver ya. ¡Ah! Que la canción es la de 'Viva la vida' de Coldplay. Y el cuadro. 'La libertad guiando al pueblo'. Observando este cuadro lleno de "Liberté, Égalité et Fraternité" se pueden decir muchas cosas. Hay un hombre tirado en el suelo que quiere liberarse metiéndose debajo de las faldas de la Libertad. La Libertad está representada por una mujer, cosa que sólo puedo comprender de una forma. Vamos a ver, una mujer, reprimido ser de la historia, siempre tomada como un símbolo diabólico (veasé Eva)... ¿guiando al pueblo hacia la Libertad? ¿Y por qué la siguen los hombres? Y aquí va mi conclusión (y que me perdone Eugène Delacroix) [In nomine Patris..., me estaba santiaguando, perdonen las molestias]: DOS TETAS TIRAN MÁS QUE DOS CARRETAS.

"Por alguna razón que no puedo explicar
Sé que San Pedro no me llamará
Ni una honesta palabra...
Pero eso fue cuando dominaba el mundo."


Miss LivingdansEgalitélésstemps*

jueves, 5 de marzo de 2009

Día cincuenta y ocho.

Si llego a cien, dejaré de escribir lo de los días (no creo, no creo ninguna de las dos cosas). En fin. Hoy ha sido un día lluvioso genial. Menos porque no he podido ver al Barça (ese sufrimiento que me he ahorrado por otra parte... ¿empate?). Ya tengo Tdt con puertecete usb para ver películas al máximo (esto parece un anuncio). Mi libro por fiiin. A ver qué tal. Y un bolsete que me ha regalado mi madre. Con mi palabra favorita. WHATEVER. Lo que sea. Poco más que decir creo. Que no sé por qué no se oye entera la primera canción que tengo puesta. La de 'Eye of the tiger'. Enamoradica me tiene, oyes. Por otra parte... ¡Qué grande son El Corte Inglés y sus libreticas de "a euro"! Sí, un euro... No, que son de Jordi. Como si son de Xavi, ¿sabes? Bueno queridxs. Me voy a dormir ya casi, leeré un par de hojicas y a la cama.

*El libro es: 'Muerto hasta el anochecer' ('TRUE BLOOD' está basado en ese libro).*



Miss Stackhouse

miércoles, 4 de marzo de 2009

Día cincuenta y siete.

La verdad es que aquí ya no hay respeto por nada, ni lo de los días es real. La verdad. Pero, ¿qué le vamos a hacer? Guachimeri. En fin, como decía en la entrada anterior... Lo de "El Resplandor", eso es para contarlo. Muy grande. Mucho. Puntoycoma-cierraparéntesis. Creo que lo voy a contar, que para algo tengo una mente privilegiada. Peligrosamente privilegiada amiJos (Hoygan!). Bien queridos, pongo mi modus escritorus tremendus, con la silla bajita, con los codos apoyados en la mesa y los pies en el suelo. (En el trabajo a veces pongo el modus cotillus, con la silla subida a tope, el cuello estirado como las gallinas y las piernas colgando. Pero eso es harina de otro costal.) A este modo se añade además un precioso entrecomillado y el texto centradito, y a disfrutar.

" Todo empezó un día (diría que una fría tarde de invierno, pero sería mentira... Pues... ¡Qué narices! Comienzo de nuevo.) [¿Por qué no se puede tachar el texto aquí? Imaginaos que lo primero está tachado y empecemos.] Todo empezó una fría tarde de invierno en la que fui a visitar a la familia de la pareja de algún familiar (si lo recuerdo pero no me da la gana). Ella vivía en una casa diferente a las demás. Y muchos sabrán de lo que estoy hablando, aunque no caerán. Sí, ella vivía en aquella casa distinta. Grande. De estilo danielónico (eso es una pista para encontrar la ubicación). Yo era muy pequeña, ni si quiera recuerdo la edad. Pero era una enana, como ahora pero con menos locuras en la cabeza. Menos pájaros (codornices en escabeche). Los mayores estaban viendo un telefilme. Era una película de terror, más bien una miniserie, pero eso no lo sabía yo por aquel entonces, sólo intuía que era una película de terror. No quería mirar, de verdad que no quería. Desde siempre me han dado pánico las películas de este género. Pero miré y en el momento más inoportuno. Un niño, la puerta de una habitación. 217. El niño abre la puerta (¡Insensato!). Dentro de la habitación una bañera. Cortinas. No se ve nada detrás de las ellas pero el tocapelot*s del niño tiene que correrlas y ¿qué aparece? Una mujer en descomposición. Que se levanta y va detrás de él. Bien. Cerré los ojos, me tapé los oídos y creo que incluso lloré (eso es exagerado). Esa visión cambió mi vida. A partir de aquel día no podía entrar en ningún baño en el que hubiese una bañera con cortinas. Y pille un trauma sobretodo en casa de una de mis tías. Ya que tenía al fondo una bañera con unas cortinas rosas inmensas que siempre descorría corriendo y luego volvía a correr. Y así en todos sitios, en mi casa conseguí (cuando las tenía) que estuviesen siempre abiertas. Ahora tengo una mampara, por suerte. Pero no acaba aquí la historia. Hace un par de años me saqué el carné de la biblioteca y un día fui directa a buscar 'El Resplandor', había descubierto que esa era la novela en la que estaba basada aquella 'película' y quería leer el libro para perderle el miedo a las cortinas (bizarro pero real). El libro estaba dividido en dos tomos. Y me acuerdo como si fuese ayer del día que acabé de leerme el primero. Iba casi por esa parte. Estaba en mi habitación, apoyada contra una pared, para poder ver todo lo que me rodeaba por si acaso. Comenzó a darme una semitaquicardia y decidí ir al salón ya que estaba allí mi madre. Seguí leyendo hasta que me quedé sin hojas. Me levanté del suelo (yo soy hippie a veces) y me puse el abrigo. Mi madre me preguntó que a dónde iba y le dije que a la biblioteca a por el segundo tomo. Ella simplemente se señaló el reloj. Eran las diez y media de la noche. (Esto significa que os recomiendo el libro muchísimo). Bien, pues cuando me terminé el libro, mi prima me regaló la película de Stanley Kubrick. La vimos toda la familia en su casa (la de las cortinas rosas inmensas). Pero no era la que me había traumatizado a mí. Sí. Redrum y lo que quieras. Pero no era la que yo había visto. Un día me pareció ver una versión alternativa en alguna tienda, pero no me acordaba del nombre, y la he estado buscando hasta hoy. Y hoy la he encontrado. Todo el mundo me decía que la única película era la de Kubrick y supongo que llevaban razón, pero yo sabía que había visto a un niño frente a una puerta. No al padre besando a la muerta. Y hoy lo he encontrado. Y soy feliz, pero esa mini-serie creo que no la voy a ver. Soy feliz sabiendo que había algo más a parte de la de Kubrick, pero no quiero volver a traumatizarme."

Ahora que alguien me pregunte que si me gusta escribir/hablar. Gracias. Mañana, reflexiones sobre "La naranja mecánica". No esperéis una crítica cinéfila, bueno a esta película le pega también lo de cinéfalo por aquella escena en la que matan a una mujer a "penazos". Mmmm. Quizás sea más educativo el pene en el cine ó "El club de la lucha, cómo ver una película en dos asaltos con fumada de cachimba por la calle incluida, descubriendo que hay gente que se coloca con el incienso de opio y parando la imagen unas tres mil cuatrocientas cincuenta y dos veces para ver lo que he dicho en un principio." Phallus. φαλλός. Falo.

Viva la vida. Y este fin de semana resanva. Dulce y un poquito más.




Miss Themanwhocan'tbemoved*



Refs:
Película de Kubrick: http://es.wikipedia.org/wiki/El_resplandor_(pel%C3%ADcula)
Miniserie: http://es.wikipedia.org/wiki/El_resplandor_(miniserie)

martes, 3 de marzo de 2009

Día cincuenta y seis.

'El Resplandor' ó... ¡qué bonito es pillar traumas infantiles por unas cortinas! En fin. He descubierto que me encanta. Eso. Y también que se pueden decir todas las cosas que te de la gana siempre y cuando digas que lo has sacado de una canción. Sí. Y más en letras italicatórcides (La Cólquide [esto es a parte]). Bien. Hoy voy a airear mis secretos más íntimos: mis sueños. Mis locuras nocturnas. Y contaré el último. Resumiendo: "Iba por la calle Tejares (al inicio) con Scarlett Johansson, Penélope Cruz y Brad Pitt (en versión vieja) mientras nos perseguía Angelina Jolie en una cutrebici del ayuntamiento con una metralleta. Al final la Jolie mataba a la rubia de la argolla en la nariz." Ya no me acuerdo de más, pero acabo de caer en una cosita lingüística... ¡cuánta aliteración! [1. f. Ret. Repetición notoria del mismo o de los mismos fonemas, sobre todo consonánticos, en una frase.___RAE] En este caso no es en una frase, es en los nombres, en dos. O quizás sólo en mi cabeza donde todo suena tan divinamente poético. Algún día... Y ahora que caigo, ¿cuánto pesaré? Llevo cuatro años sin pesarme. Desde el 2005 (Febrero) cuando me fui a esquiar y necesitaba saber cuánto medía para el equipamiento... mmmmh. Algún día. Ni mañana, ni la semana que viene, pero algún día. Ya si eso en el 2010, para hacer el quinto aniversario pesándome. Bueno, se acabó lo que se daba. Me voy a la cama que me está llamando, ahora se transformará en mi pequeño y propio lago azul (lagarto lagarto).



Miss Nosénadarynomeavergüenzo.

lunes, 2 de marzo de 2009

Día cincuenta y cinco.

STAND ... STILL!

Ni perdones ni castigos. Lo de ayer te ayudará a vivir mañana. A vivir o a malvivir claro.

"Just look at me, take a gun and... shoot!"

Miss Whatsurflava'

Día cincuenta y cuatro.

¿Por qué algunos días se guardan y otros no? Esto es sólo una autorrelexión que no hace falta que entendáis. Al lío. "Sangre purpúrea derraman sus dulces pechos, sabor a frambuesa, olor a pasión." Yo tengo lo que se denominan ojos de Shinigami, vamos que veo cuánto te queda de vida (esto es lo más freak que he escrito en mi vida, probablemente, no se volverá a repetir.) Por lo tanto Blá. Ya está por hoy, tenía un texto escrito de hace un par de días, no sé dónde. Pero ahora no me parece tan bonito como entonces. Y ahora mismo creo que me he quedado pillada. Así que aquí acaba todo por hoy. Chips ahoy for ever. Con chocolate y locuras.

Un día voy y.



Miss Casldkjfek*