miércoles, 17 de noviembre de 2010

Día ciento cuarenta y nueve.

Soy teleoperadora. Por protocolo estamos obligados en el trabajo a tener un respeto absoluto al cliente que está llamando, aunque sepas que te está diciendo la mayor gilipoll*z de la historia (como que a Holanda sólo se puede ir en avión desde España), ante esas estupideces sólo puedes morderte la lengua y esperar a que se calle o se aburra y te deje hablar. En fin, respeto ante todo, como digo. Además, por suerte, a mí me dieron una educación de verdad y no me cuesta nada hablar bien. El caso es que cada vez son más las críticas contra la atención de teleoperadores y es normal, cada vez que llamo por teléfono (porque es algún trámite que no se puede hacer por internet) me atiende un borrego al que le han enseñado las palabras justas para ofrecerte cualquier producto.

El caso es que hace un par de semanas, un sábado, estábamos en casa sin saber qué cenar y nos dio el antojo de Foster's Hollywood. Cuando llamamos nos dijeron que el tiempo de espera era de media hora. A la hora y media aún no habían llegado y empezamos a llamar para saber cuándo iba a llegar o si había pasado algo... Cuando por fin nos cogieron el teléfono (porque lo tenían descolgado) nos dijeron que iba a salir ya el repartidor. Al final tardaron 1h 40 min sin dar ninguna explicación. Cuando llamamos la siguiente vez pedí una razón y me dijeron, de muy malas maneras que la culpa casi era nuestra porque vivíamos en una zona apartada. ¿Y no podían habernos avisado antes? La chica que me atendió era una de estas borregas que decía antes pero bastó con una subida de tono para que se acordase de la educación y me pidiese perdón. Y además de pedirme perdón 28 veces me regalaron dos helados (aunque le tuve que presionar para que me regalase algo por lo que había pasado).

¿Moraleja? Siempre hay que ir con la educación por delante pero en cuanto se te ponga tonta la persona que te está atendiendo hay que contestar y, a ser posible, de malas maneras para que te atiendan bien. Sí, amigos, da pena pero es así.

MissTonterías. BlogBooster-The most productive way for mobile blogging. BlogBooster is a multi-service blog editor for iPhone, Android, WebOs and your desktop

martes, 20 de julio de 2010

Día ciento cuarenta y ocho.

Hoy tengo un perro y un gato peleándose delante de mis narices y cuando voy a separarlos descubro que en realidad se están besando. Sí.

Hoy soy la persona más feliz del mundo gracias a ti. (Y también la otra cosa por culpa de esas personas). Hoy tengo todo lo que quiero. Todo lo que puedo tener, pero todo. Y podría vivir debajo de un puente que mientras fuese contigo seguiría siendo la persona más feliz del mundo.

Hoy ayer es ayer y me da igual. Y mañana también me da igual pero menos. Menos porque sé lo que quiero y sé que voy a tener lo que quiero.

Hoy te echo de menos por no verte en ocho horas y me muero sabiendo que queda un rato para verte (aún) SOLAMENTE.

Hoy sé que tengo que escribir un libro y forrarme como los de matemáticas en el colegio.

¡Cuidado Gus! Ya está Fio dando por ahí.

Hoy se han reído de mí por últimas dos veces, pero ya está bien. Se acabó ser educado con quien no lo merece. ¡Puñetazos en la mesa! Así va este país donde nadie respeta a nadie y donde se conceden todos los favores a las minorías.
Sí, señores, somos gilipollas.
Abajo con el ultrafeminismo, ultraantiracismo y demás chorradas. Así no vamos a ningún sitio. Bueno, sí, a estar jodidos, pero que ellos lo disfruten bien.
Y mañana seguiremos viendo en la teuve que España ganó el Mundial pero no veremos que pierde cada día el otro mundial que no tiene vuvuzelas.

Y volviendo a ti, tú eres tú y cuando quieres dices unas cosas muy bonitas(que me debes apuntar, ¡acuérdate!). Tú que me apoyas aunque diga que el cielo es verde y sepas que no es así. Tú que sabes darme fresquito en verano y que me calientas en invierno (y en verano). Tú que me vuelves loca y te llevas todas mis broncas y sigues cada día ahí y para siempre.

Mi pequeño.

*MissBrochesdeHama!

martes, 15 de junio de 2010

Día ciento cuarenta y siete.

Esto JAMÁS tendría que haber pasado.

Texto eliminado a 1/04/2013.

lunes, 7 de junio de 2010

Día ciento cuarenta y seis.

-Me dan pánico las cortinas de ducha.-

Las niñas ya no quieren ser princesas en brazos de príncipes y si lo quisiesen probablemente alguna zorra feminazi ya la estaría liando. Los fines de semana ya no son lo mismo, dan pánico. Hoy -venga, casi siempre- todo me da pánico. No quiero salir y entrar y salir y ver y oír y que me vean y me digan qué o qué no. Quiero mañanas para siempre, hay algo en todos sitios que a partir de las nueve de la tarde me da miedo. No, perdón, me da pánico. Y los sábados son el día que más odio de la semana. Amo al lunes en comparación.

Día sabático de mierda. // Poeta desterrado perdió su cabeza un sábado//

Y nada tiene sentido ya a partir de las nueve. Ya todo se vuelve borroso y ...






*Miss Everythingsfullbut..

martes, 13 de abril de 2010

Día ciento cuarenta y cinco.

Aplícate la rima.

Y tenía un perro verde. Le encantaba la película de Tarzán y su fockin' madre en liana. Era tímida y se aturdía cuando la gente le hablaba en grupo. Y no, no tenía sacacorchos con el que desatascar las bocas de los que la rodeaban. Ella era la esperanza de muchos. Era el sufrimiento de otros, todo hay que decirlo. Era tristeza o felicidad y sorpresas en Septiembre (en Mayo/Junio más). Para algunos era alguien más y para otros era ejemplo a seguir. Nunca tenía chinchetas y siempre acababa robándolas de algún corcho. La tiza era su mayor tesoro. Odiaba las pizarras y el frío invernal. Pero aún tenía esperanza. Esperanza al pensar que alguien lo arreglaría. Le gustaba hacernos ver que nada nuevo hay sub solem y que los pasillos, a veces, estaban llenos de animalicos.
Nos hizo adorar a algunos la palabra "Estambul" cuando era piedra que caía en agua. Y repetía y repetía y repetía una y mil veces que esplendor ni tiene tilde ni equis. Había visto más libros y leído más películas de las que alguien pueda imaginar (y viceversa también, sí). Era creyente y profesaba su más devota devoción devocionante y emocionante a San Patrás (patrón de los que van de culo - cuesta abajo, con patines y sin frenos - por todos conocido). No le gustaba el blandiblú, no le gustaba para nada, es más, lo odiaba - y más cuando nos empezaba a salir por las orejas y los ojos a chorro por no pensar, sabía que es un asco.
Sabía un poco de árabe, no puedo decir exactamente cuánto y la echo de menos.

-·-

Hace un par de días estaba en el Tártaro enterrada en fango pero vino un ángel (no sé si del Cielo cristiano apostólico nosequé) y me rescató, para más información diré que me llevó al Cielo (pero de verdad, OH GOD!) (Ni nombre en vano, ¡ni leches!). Me enseñó dónde nacen las estrellas. Las estrellas blancas. Me llevó por caminos sin vallas a los lados mostrándome el peligro en cada recodo y me dejó respirar aire puro y pisar el suelo con pies descalzos a su lado. Me dio la vida otra vez. Me abrió los ojos para ver el Cielo junto a él. Next to him I was in Heaven. He is my Heaven. Y ahora ese ángel está en un infierno que no merece, en un infierno que no le corresponde. Y todo por mi culpa. Por engañarle (do not think bad) para que se quedase conmigo. Por querer saltarle encima desde el principio y por haberlo hecho anyway, any way y de cualquier forma y manera. Él es mi ángel y quiero que siga siendo así hasta que le den las alas que se merece. Porque eso es lo único que se merece. Unas alas.
Él es mi apoyo, él está a mi lado para insultarme cuando lo necesito y para abrazarme cuando menos me lo merezco y así se lo pago, sin dedicarle unas palabras cuando más lo merece, cuando yo lo estoy pasando mal. Es quien me corrige cuando meto alguna pata, lingüísticamente hablando (es mi As) y demás. No podría hacer nada sin él y, si lo hiciese, probablemente daría pena.
Le quiero y punto







*Miss ?

sábado, 10 de abril de 2010

Día ciento cuarenta y cuatro.

This is, definitely, Hell.


F.Offff.

Día ciento cuarenta y tres.

Que le den al mundo y a quedar bien.



*

viernes, 12 de marzo de 2010

Día ciento cuarenta y dos.

¿Me pone veinte del noventa y cinco? ¡Buena cosecha la de aquel año, sí! (Nunca antes había pedido gasolina, ¿qué le voy a hacer?). Eso es, hay algo en mi cuerpo a lo que no le gusta el hierro, la ferritina que dicen, y lo rechaza, no lo guarda el muy sinvergüenza, en fin, que así están las cosas por aquí, ¿por allí qué tal Elvis? Are you still in Heaven o sigues comiendo gatitos? No está bien, que lo sepas, entre todos acabaréis con los gatitos al final ¿por qué? ¿Hola? ¿Acaba de pasar un gato ardiendo delante de mi ventana? ¡Ah, no! Que eso es lo que soñé anoche, junto a lo de asesinar a esas personitas que tanto. Una vez, en clase de Biología, estudiando las células y todo ese pisto pistolar maremagnúmico (¿de verdad hay alguien que cree en los escáneres que desnudan a la gente?)le pregunté a mi profesora: "¿Qué fue antes: la gallina o el huevo?". No me contestó. No sé si por desconocimiento o porque pensó que yo era imbécil (sí, lo soy en ocasiones como tooodo el mundo ooo).

Siempre me quejo de que no tengo comentarios en el blog, hoy alguien me ha dicho una gran verdad, no escribo nunca luego eso significa que no hay cosas nuevas que leer. ¡Ay! ¡Cabecica!

Bueno, pues no doy más de mí.



Miss NotLessIcanAssureYou.

lunes, 22 de febrero de 2010

Día ciento cuarenta y uno.

Camisetas, ya tengo la página definitiva.

http://missless.spreadshirt.es/


Se agradecerán sus compras, graaaaaacias :)




Miss GoingCrazyFull.

lunes, 25 de enero de 2010

Día ciento cuarenta.

Como decía mi querido Gustavo Adolfo...

"Hoy la he visto... la he visto y me ha mirado... ¡hoy creo en Dios!"

En Dios y en el fútbol cuando ese "la" sustituye a: ¡LA TARJETA ROJA QUE SE HA COMIDO CRETINO ROUNALDOU! Quizás no me ha mirado a mí, pero en fin, ha sido un momento precioso. Después de sufrir porque el Málaga no llegaba al gol, lo intentaba y lo merecía pero nada. Después de ver cómo este pedazo de "señorito" (jclacjiasocjsaicojsoa) metía dos goles (uno de ellos quizás acabado en -azo, sí) y acababa con las ilusiones malagueñas (y con las mías)-los comentaristas venezolanos (¿?) ya los daban por muertos y hasta incluso en descenso a 3ª Regional...-, me ha llenado de orgullo y satisfacción ver cómo le pegaba un puñetazo a Mtiliga justo cuando el arbitro estaba a su lado. Que conste que no me alegro de que haya agredido a otro jugador, pero es que cuando ha sacado la tarjeta OMFG!!. A ver cuántos partiditos le caen al nene por romper una nariz (eso debería ser duramente sancionado, ¿no? ¡Vamos a recoger firmas por ello!). Y dicen que entró al vestuario para pedir disculpas porque se arrepintió inmediatamente. Mentira, seguro que lo llevó el abuelo Floren de la manita. Manita. ¿Manita? Ah, sí, esa parte del cuerpo que tiene CINCO dedos como los CINCO puntos que separan als Millors de los Merengones.

De emes (Ms) va el tema. Como el M que es pichichi ahora mismo. El gran piojo saltarín. La pulga atómica. El Mejor jugador del Mundo. El Messias. Y ya está.

Volvemos a la mala rutina a la que me tienes últimamente acostumbrada, esto no puede ser. ¡Me vuelvo loca! Además por tu culpa hay suicidios colectivos de palomas y conciertos de pajarillos a deshora. No puede ser. No puedes coger y darle la vuelta al mundo así porque sí -a mí mundo y a todo lo que nos rodea-. No puedes hacerme andar bajo la lluvia para encima después dejarme solica. ¿A quién voy a abrazar cuando me dé la vuelta esta noche? Y lo que es más, ¿quién me va a abrazar a mí? ¡¿Quién?! No me gustan nada los despertadores y tú tienes toda la culpa. Toda todita toda. Si es que, ¡cómo pretendo despertar con una tía perforándome los oídos acostumbrada a ti! No es justo. La semana tiene que volar, comos las palomas. Y si no me creéis -parafraseando al maestro del PimPam- os vais a coger amapolas. ¡Güea!

¡Aupa Málaga Arsa-arriquitaun!

Se venden camisetas, creo :)

[Oh Dios mío, en el post anterior se me olvidó firmar, ¡qué he hecho! ¡Noooo!]



Miss/Señora de G.-P.

martes, 19 de enero de 2010

Día ciento treinta y nueve.

Felicidad es simple y llanamente tenerte.

Creo que esta debería ser la frase final-resumen de un gran textazo pero no tengo fuerzas, directamente. Así que así se queda. O...

¿Has oído los pájaros o soy yo que me estoy volviendo loca? ¿Sabes dónde no los vamos a oír? En casa. Parece un sueño que se va haciendo realidad. Sí, mi vida es tu sueño y por eso no me canso de presumir. ¿Tienes ya las chuletas? ¡Muy ricas! ¡Sí, señor! ¡Hagamos una fiesta para celebrar que vivimos como nos da la gana! ¡Sí! (Y hablando de chuletas... ¿legalizan copiar en exámenes pero siguen con la mier*a del cierre de páginas así porque sí? Estoy tan orgullosa de este país que me da por llorar a todas horas -mentira-.)

¡Qué ganas! ¡Qué ganas! ¡Qué ganas!

Oh, hoy me dieron una moneda de cien pesetas, ¡qué recuerdos!

Y tú, tú, tú, tú... que le das sentido a poemas, canciones, cuadros, libros, películas, obras de teatro, óperas y todo lo que sea una representación del amor. Tú que me haces pensar en todo eso que viene después del futuro (ya sabemos que el presente no existe, el presente es pasado y vivimos continuamente en el futuro, hablo de lo que viene después, mucho después). Tú que me haces feliz sonriendo.

Mi vida se ha vuelto un círculo, es perfecta. No me hace falta nada. No quiero nada más. Tengo todo lo que quiero y todo lo que necesito y me sobra tiempo para diseñar camisetas (al final).

Te como y te quedio pero sin odiarte, ya no (bueno, de vez en cuando.)

*aquí viene la frase del principio*

Las camisetillas:










jueves, 7 de enero de 2010

Día ciento treinta y ocho.

Roxanne!

Es que ya que es lo primero que vas a mirar por la mañana para que te alegre el día, pues ración doble. Escribo tan poco últimamente porque estar contigo es tan sublime que no sé ni cómo describirlo y ... ya sabes cómo soy, no me gusta decir las cosas si no sé decirlas correctamente... Y, ¿hablar de lo que significa estar contigo, de lo que siento cuando estoy contigo dejándolo a medias? NAIN. (Le estoy echando narices, no creas.).

Además, que no me inspiro estando tan bien. Es algo curioso y contraproducente. Cuanto mejor estoy, menos escribo, peor para mi blog, peor para ti que me pides demasiado. (Mentira, nada es demasiado.)

Y siento que no siento algo ahora cuando me meto en la cama. Me falta un no sé. Me falta algo (tú). Y mañana cerca más cerca de dejar a los cerriqueros (por favor), a esa gente que no sabe decir nada, hacer nada ni leer nada. A mis queridos ejején.

La lavadora va a entrar en mi habitación en cualquier momento.

¡Quédate a dormir!

¡Cómo echo de menos aquellos tiempos de ilegalidades nocturnas in the night! De Muchachos y cervezas, bueno, lo echo de menos en cierta medida, claro, no vayas a creer. Aquellas noches de salir por la ventana y volver a las mil y una noches.... (y cuatro) (¡ah! y casi cinco ya). Aquellas noches que se nos hacían días. Oír a los pajarillos y no querer ir a ningún sitio. Echo de menos la nieve y estar encerrados sin poder salir. Y el tiempo que pasó de unos días de noche a los otros blancos de nevadas....

Y te acabo de ver.

Sabe el Infierno la fuerza que voy a hacer por cambiar lo que soy ahora. Sep.





Miss LadyBugFinished*

martes, 5 de enero de 2010

Día ciento treinta y siete.

¿No aspiráis a nada? ¿En serio? Marremía (sí, con dos Rs).

¡Llevo tal locura de vida últimamente que no sé ni cómo ni por qué pega el pegamento! Soy feliz y aspiro vapores de color blanquiazuldosos. No tiene sentido hablar ni leer lo que escribo (hablar no ahora, hablar en general, ¡ay! ¡calla!). ¡Sus vidas no tienen sentido! Todo lo que quiere la juventud en este presente (quemedasco) es que les hagan la comida y la cama (yo también pero todo en una). Y ya está, te quieren echar a la hoguera por tener ganas de volar o algo más, pero... WTF! Y encima, se quejan y te marginan por edad.
Trabajar bien no está bien visto. Cuando digo esto sabes que asientes con la cabeza...

¿Las niñas ya no quieren borrachos? No, sólo quieren chulos de playa, chulopiscinas, cretinosronaldos, las niñas ya no quieren amor, sólo quieren dinero y fama. Ya no vale querer ser escritor, ahora lo mejor es ser una bailarina de prestigio en el puticlub de algún barrio sevillano, luego salir en la portada de alguna revista en topless y más tarde ir a Gran Germano. ¡Qué guay!

Y unos de Reyes piden ataduras (yo) y otros la libertad...

Dame, dame.

Que no quiero vivir en pecado y sigues tentándome cada día para que te diga lo inevitable y te tengas que merrimear conmigo. Para que te haga lo inevitable. // El amor no tiene edad, es decir, no tiene una edad marcada para conocerlo. Yo lo conozco ahora, tú no sé. Y el tercero me importa un pijo, en fin, el amor es una cosa muy jodi*a. Para mí no, la verdad. No me puedo quejar, si me quejo merezco ser pegada, de hecho. Creo que el amor es eso que todos buscamos aún cuando insultamos a las parejitas que nos rodean (envy). El amor es eso que no encontramos ni debajo de las piedras y que aparece un día diciéndote aquello de: "Oye, llama a esta que trabaja aquí que tiene la línea língel" y chuleándote y haciendo bromas a tu costa. Pero, ¿qué le vamos a hacer? Bueno, yo, personalmente, me lo voy a comer pa' quedármelo pa' mí pa' siempre. Y ya luego hablamos de alquiler y de vivir en pecado, que no quiero, ¡oiga!

Me voy a los juzgados de guardia, a pedir cita.

(Y por otro lado, con el corazón roto pero alado.)




Miss Enamoooradica*